Guardias vaticanos dejan la Santa Sede para no vacunarse


La Guardia Suiza informa que 3 miembros de este cuerpo de seguridad del Vaticano, se negaron a vacunarse contra el coronavirus, han renunciado a pertenecer a dicha institución.


Los 3 exguardias vaticanos desacataron así la orden dictada por la Santa Sede, y en declaraciones a la agencia AP el teniente Urs Breitenmoser comentó que todos los miembros de la Guardia Suiza han recibido órdenes para vacunarse contra el coronavirus “para proteger su salud y la de las demás personas con las que están en contacto como parte de su servicio”.


En esta condición, Breitenmoser señaló que "tres miembros de la guardia decidieron no atenerse a esa solicitud, abandonando voluntariamente el cuerpo”, a precisó que otros 3 miembros fueron suspendidos temporalmente mientras esperan ser vacunados.


La principal labor de este cuerpo militar es proteger al papa, quien está vacunado y ha señalado varias ocasiones el valor de las vacunas durante la pandemia de coronavirus.


Breitenmoser dijo que el director de la Comisión Pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano ordenó en septiembre pasado que la gente que ingresa a las zonas del Vaticano debe estar vacunada o presentar una prueba negativa.


La medida incluye a turistas que visiten los tesoros del Vaticano y los frescos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina.