top of page
  • bambarito59

Guía ayudará a prevenir abusos y prácticas coercitivas en salud mental


La Organización Mundial de la Salud y la Oficina de Derechos Humanos han lanzado una nueva guía para ayudar a los países a reformar su legislación y poner fin de esa forma a las violaciones de los derechos humanos


Lanzada a propósito del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra este 10 de octubre, la guía Salud mental, derechos humanos y legislación: orientación y práctica busca, además, aumentar a la vez el acceso apropiado a la atención de salud mental.


Desafortunadamente, las violaciones de los derechos humanos y las prácticas coercitivas en la atención de salud mental, respaldadas por la legislación y las políticas vigentes, siguen siendo demasiado comunes.


Hospitalizaciones, detenciones involuntarias, tratamientos forzosos, reclusiones, aislamientos, inmovilizaciones forzosas, condiciones de vida insalubres y abusos físicos, psicológicos y emocionales caracterizan muchos servicios de salud mental en todo el mundo.


Está demostrado que los servicios de atención comunitaria son más accesibles, rentables y eficaces que los modelos institucionales.


De hecho, la mayor parte del gasto público declarado en salud mental se destina a hospitales psiquiátricos (43% en países de renta alta). Sin embargo, está demostrado que los servicios de atención comunitaria son más accesibles, rentables y eficaces que los modelos institucionales de atención a la salud mental.


Acabar con las prácticas coercitivas es esencial para respetar el derecho a tomar decisiones sobre la propia atención sanitaria y el tratamiento.


Además, cada vez hay más pruebas de que las prácticas coercitivas afectan a la salud física y mental, a menudo agravando el estado de salud de la persona y alejándola de sus sistemas de apoyo.


Las orientaciones proponen disposiciones legislativas para poner fin a la coacción en los servicios de salud mental y consagrar el consentimiento libre e informado como base de todas las intervenciones relacionadas con la salud mental. También ofrece orientaciones sobre cómo tratar los casos más complejos y difíciles en la legislación y las políticas sin recurrir a prácticas coercitivas.


La guía expone lo que hay que hacer para acelerar la desinstitucionalización e incorporar a la atención de salud mental un enfoque comunitario basado en los derechos. Esto incluye la adopción de legislación para sustituir gradualmente las instituciones psiquiátricas por sistemas de apoyo comunitario integradores y servicios generales, como ayudas a los ingresos, asistencia para la vivienda y redes de apoyo entre iguales.


Al dar a conocer la guía, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que "la salud mental es un componente integral y esencial del derecho a la salud".


Por su parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, Volker Türk. aseguró que se debe aspirar a transformar los servicios de salud mental, no sólo en su alcance, sino en sus valores subyacentes, para que respondan verdaderamente a las necesidades y la dignidad de la persona.


António Guterres, Secretario General de la ONU, por su parte, también se unió a las peticiones de lograr unos servicios de salud mental de calidad y pidió “derribar las barreras” que impiden a muchas personas buscar el tratamiento que necesitan.

Opmerkingen

Beoordeeld met 0 uit 5 sterren.
Nog geen beoordelingen

Voeg een beoordeling toe
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page