Familias más ricas de Estados Unidos pagan menos impuestos que resto de la población: Casa Blanca


Un estudio publicado por la Casa Blanca esta semana señala que las 400 familias estadounidenses más acaudaladas pagaron impuestos de poco más del 8 % sobre sus ingresos generados entre 2010 y 2018, porcentaje calificado de mucho más bajo contra lo que contribuyen el resto de los causantes del país de las barras y las estrellas.


En ese lapso que abarca el análisis, esas familias ricas que representan 0,0002 % de los contribuyentes en la Unión Americana, pagaron una media del 8,2 % en impuestos federales por los cerca de 1,8 billones de dólares que tuvieron de ingresos ese periodo. En cambio, en 2018 los estadounidenses promedio pagaron un impuesto sobre sus ingresos del 13,3 %.


El estudio se dio a conocer en momentos en os que el presidente Joe Biden y los legisladores demócratas trabajan para que el Congreso apruebe el plan económico 'Build Back Better', que entre otras cosas busca un recorte de impuestos para familias de clase media y pequeñas empresas del país, que se espera beneficie a cerca de 50 millones de familias, además de elevar las contribuciones para los más ricos.


La disparidad se explica por los tipos impositivos preferenciales sobre las ganancias de capital y los ingresos por dividendos, y por la capacidad de las familias ricas para evitar el pago de impuestos sobre las ganancias de inversión que se excluyen de la renta imponible, según el estudio del gobierno.


Los expertos apuntan que "cuando un estadounidense gana un dólar de salario, se grava inmediatamente a los tipos ordinarios del impuesto sobre la renta, pero cuando gana un dólar porque sus acciones aumentan de valor, se grava a un tipo preferente bajo o no se grava”, lo que implica que “este tratamiento preferente de las ganancias de las inversiones sea un valioso beneficio para los estadounidenses más ricos".


Para el presidente Biden, "tú pagas lo que te corresponde en impuestos. Ya es hora de que los superricos paguen también los suyos", añadiendo que ”no quiero castigar el éxito de nadie. Pero los que están en la cima se han beneficiado durante demasiado tiempo".