Explotación de lujo: organismos de fútbol solo piensan en el dinero


Luego de la finalización de la Liga de las Naciones, un torneo más de entre los muchos que organizan los dueños del balón para generar ganancias económicas, surgió una voz que cuestiona lo que parecer ser el poner por encima de todo, al dinero


El arquero belga Thibaut Courtois, dirigió sus críticas a la UEFA y la FIFA, porque siguen agendando partidos y torneos sin atender los riesgos físicos que conlleva esto en los jugadores y su físico, y dice que a los dirigentes del fútbol europeo y mundial les importan más los ingresos que los deportistas


Luego de participar en el encuentro por el tercer lugar de la Liga de las Naciones Europeas, el cual perdió Bélgica ante Italia, Curtois acusó que "este partido por el tercer y cuarto puesto es sólo un partido por el dinero y tenemos que ser honestos al respecto. Simplemente lo jugamos porque para la UEFA es dinero extra".


Dijo a la cadena Sky News que "sólo lo jugamos porque significa dinero extra para la UEFA. Mire cuánto han cambiado las alineaciones de ambos equipos. Si ambos equipos hubieran estado en la final, otros jugadores habrían jugado en la final. Eso sólo demuestra que jugamos demasiados partidos".


El arquero del Real Madrid apuntó además que “La UEFA creó un trofeo adicional. Siempre es lo mismo. Te puede molestar que otros equipos quieran una Superliga, pero los jugadores no les importan. Ellos sólo se preocupan por sus bolsillos, por el dinero".


Añadió que "es algo malo que no se hable de los jugadores. Y ahora escuchas que se jugará una Eurocopa y un Mundial todos los años. ¿Cuándo descansaremos? Nunca. ¡No somos robots!. Son más y más partidos y menos descanso para nosotros y nadie se preocupa por nosotros".


Agregó que "el año que viene tenemos una Copa del Mundo en noviembre, tenemos que jugar hasta finales de junio nuevamente. ¡Nos vamos a lesionar! Ya nadie se preocupa por los jugadores. Tres semanas de vacaciones no son suficientes para que los jugadores puedan continuar durante 12 meses al más alto nivel"


Y fue lapidario: "Si nunca decimos nada, será siempre lo mismo".