Explosión mata a 100 personas en mezquita de Afganistán


Afganistán empieza a vivir de nuevo la violencia que permanecía contenida por las fuerzas militares occidentales y reportes preliminares dan cuenta de la muerte de al menos 100 personas así como de 140 lesionadas, a raíz de una explosión registrada este viernes en una mezquita en la ciudad de Kunduz, al noreste de Afganistán.


Se trata del ataque más letal que se produce en el país asiático desde que las fuerzas estadounidenses se retiraron del país a finales de agosto pasado, y según Matiullah Rohani, responsable regional de los talibanes, a cargo de la Cultura y la Información, el ataque fue en realidad un atentado suicida.


El estallido ocurrió en momentos en los que se desarrollaba la oración de mediodía, la más concurrida de los viernes en esa mezquita chiíta, día de descanso musulmán.


Los chiitas representan el 20% de la población de Afganistán. Muchos de ellos son de la etnia hazara, perseguido en el país durante décadas.


Testigos y médicos en el lugar, han dado cuenta de escenas muy duras, y el sitio parecía más bien una zona de guerra que un sitio religioso.


Aún no hay responsables del ataque, aunque las miradas voltean hacia el Estado Islámico.