Exempleada de Universidad de Yale roba millones de dólares en equipo informático


El Departamento de Justicia de Estados Unidos revelo que la exadministradora de la Universidad Yale, Jamie Petrone, se declaró culpable de fraude y delito fiscal, por el robo de dispositivos electrónicos por un valor de 40 millones de dólares.


Petrone era la directora de finanzas y administración del Departamento de Medicina de Emergencia de la universidad, y entre sus atribuciones podía realizar compras para el centro educativo, cuanto la cantidad fuera inferior a 10 mil dólares.


La mujer pidió entre 2013 y 2021 ordenadores y aparatos electrónicos incluidos iPads, adquiriendo miles de artículos con el dinero de la Facultad de Medicina de Yale.


En cuánto recibía el 'hardware', lo enviaba a una empresa en Nueva York y, a cambio de dinero.


Según las autoridades, Petrone argumentaba que el equipo era para necesidades de la universidad como estudios médicos, que prácticamente no se realizaban. Ella dividía las compras en pedidos de menos de 10 mil dólares cada uno para no requerir de tener la aprobación de sus superiores.


Así operó hasta agosto de 2021, cuando funcionarios de Yale recibieron una denuncia anónima de que Petrone estaba pidiendo "volúmenes sospechosamente altos de equipos informáticos".


Los pedidos se hicieron sospechosos porque Petrone cargaba algunos de los artículos en su coche y usaba el dinero para llevar una vida de lujo, comprar inmuebles y viajar.


Al ser arrestada, la mujer poseía 2 autos Mercedes-Benz, 2 Cadillac Escalade, un Dodge Charger y un Range Rover.




logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg