Estado de México: PRI y PAN irán por su lado

Dejan a Alito en el PRI pero no podrá meter mano en Coahuila ni estado de México. Por Enrique Muñoz.



Mañana martes 21 se cumplen 28 meses, 847 larguísimos días de la huelga de Notimex, organismo que fuera la “Agencia Mexicana de Noticias” y que desde el 21 de febrero de 2020, apenas iniciada la presente administración, no genera trabajo ni ingresos para 90 de 320 trabajadores que eran antes de la huelga y sus despidos, 80% de los cuales son mujeres, la mayoría de ellas sustento de sus respectivos hogares. Lo más penoso de este caso es que sin generar contenidos más allá de retuitear notas pasadas o para criminalizar a los huelguistas, la directora de Notimex, Sanjuana Martínez y su selecto grupo de incondicionales no han dejado de cobrar sus sueldos manejando un botín de más de 441 millones de pesos desde que comenzó el paro en 2020. ¡Pura vida! y como dijo el clásico, “¡nadie hace nada!”…

Aunque los 9 ex presidentes priístas que se presentaron en el CEN del partido no pudieron con Alito que con uñas y dientes se aferró al frente de la dirigencia de lo que queda del partido, sí le dejaron varias condiciones para el próximo proceso electoral en Coahuila y sobre todo en el Estado de México, la joya de la corona con esos más de 12 millones de electores, donde no podrá meter las narices. Será por eso que en Toluca el dirigente estatal Eric Sevilla ya pintó su raya con el centro y anunció un proceso interno de selección de candidato entre los mejores prospectos del tricolor local. Entre los suspirantes están Elías Rescala, Alejandra del Moral, Ernesto Nemer, Ana Lilia Herrera y los que se sigan apuntando. La cosa no está fácil porque de ahí vendrá la negociación con PAN y PRD para ver si van o no en alianza y finalmente la campaña en que seguramente Morena usará todo el poder del estado para hacer ganar a su candidata o candidato, aún pasando por encima de las leyes electorales, al fin que eso ni se les da, como buenos ex priístas. Por el lado del PAN, Enrique Vargas del Villar, su coordinador parlamentario en el congreso mexiquense, ya advirtió que si el PRI no quiere ir en alianza, los blanquiazules irán por su lado, con su propia militancia, estructura y claro, si es con él como candidato, se dejará querer. Ojo, dadas las ambiciones y el tamaño del pastel, es casi imposible que en esa entidad haya alianza opositora.


Como si fuera poco llegar a más de 120 mil homicidios dolosos en la presente administración, el terror vivido por el intercambio de fuego entre dos grupos de motonetos durante horas en San Cristóbal de la Casas, el paseo impune de convoyes de la delincuencia organizada en Tecoanapa, Guerrero y en Guasave, Sinaloa, la masacre de 10 integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación en Texcaltitlán, Estado de México, o la expulsión de militares a palos y pedradas en Petaquillas y en Puebla, el delito de secuestro repuntó un 10% en la más reciente semana, según datos de Alto al Secuestro, destacando el Estado de México, Jalisco, Baja California y Veracruz. En comparación con el sexenio de Felipe Calderón, durante la presente administración el secuestro ha incrementado 50.9%, sobre todo entre mujeres con un 20%, en su mayoría adultas, con 768 casos y 131 menores. Lamentablemente las perspectivas no permiten adelantar una mejoría en un breve lapso, porque el presidente López Obrador ha reiterado que la “estrategia” de abrazos, no balazos, va a continuar porque donde domina el narco hay menos homicidios, se está avanzando y quienes deben reconocer que se equivocaron son sus adversarios. Luego de estos razonamientos sólo queda preguntar, ¿Será, como dicen senadoras de oposición, que Morena es el brazo político del crimen organizado?


En el PAN llevan rato pidiendo la renuncia de su dirigente nacional Marko Cortés y la voz mas reciente en ese sentido es la del aún gobernador de Aguascalientes, Martin Orozco, quien lo acusa de falta de resultados. En el PRI la cosa está peor con Alito Moreno, de quien no solamente piden su salida ex dirigentes, militantes y simpatizantes, sino también el gobierno federal le ha enderezado una campaña de aniquilamiento político por no aprobar la reforma eléctrica y a través de las instituciones va tras él por enriquecimiento inexplicable. Para acabarla, en lo que queda del PRD andan arrastrando la cobija y si no es aliados con los otros dos ya hubieran desaparecido. Con esa oposición y sin MC que se cree capaz de ganar sin una alianza ¡hasta la presidencia!, la oposición no se ve con ninguna posibilidad en las elecciones del próximo año en el Estado de México y Coahuila. De la grande en 2024, mejor ni hablamos. Que Dios agarre confesados a los opositores a Morena o en este país.


El presidente Andrés Manuel López Obrador regresa al viejo juego de El Tapado bajo la moderna versión de Las Corcholatas de las que tarde o temprano tendrá que destapar una para iniciar así el conocido proceso que incluye la cargada, los apoyos de las fuerzas vivas morenistas en el país (te dije que éste era el bueno) y el uso de recursos del aparato gubernamental para llevar a la presidencia al elegido como candidato morenista en 2024. Divertido y juguetón, el presidente incluye entre los elegidos a Claudia Sheinbaum, cuya abyección al primer mandatario, que data de muchos años, le da las credenciales para sentirse presidenciable; Marcelo Ebrard asegura que “ya le toca” tras haber cedido su candidatura natural al tabasqueño en 2012, y en su posición como secretario de Relaciones Exteriores hace campaña y se placea dentro y fuera del país tejiendo redes que le habrán de servir de mucho a la hora de la verdad, CON O SIN Morena; Adán Augusto López Hernández, el compañero de mil batallas del presidente, con suficiente mérito académico pero una gris carrera política, no está mal para entusiasmar a quienes ya le vieron patas para gallo, pero no será. Allá, al fondo de la fila, Ricardo Monreal insiste en que no es un vulgar ambicioso del poder y que en Morena no hay nadie mejor que él, pero al evento morenista de corcholatas en Toluca ni siquiera fue convocado y López Obrador le dijo que en el movimiento no quieren dirigentes sin ideales, sin principios, ni politiqueros. La oposición, para llorar; ni de chiste tiene un candidato con posibilidades, aunque insistan en Enrique de la Madrid a quien le pesa el apellido y el partido, el eterno perdedor Gabriel Quadri, Margarita Zavala que tendría que vencer la sombra de la guardería ABC y a sus malquerientes dentro del panismo, o qué tan mal andan, que hasta han propuesto al imberbe Luis Donaldo Colosio cuyo único mérito es ser hijo del malogrado candidato presidencial priísta.


Una verdadera joyita ha resultado ser la diputada tamaulipeca Ursula Patricia Salazar Mojica, sobrina del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ahora fue captada en un video robando el teléfono de su compañero legislador Raúl Pérez Luevano, durante una trifulca en la tribuna de la Cámara de Diputados de Tamaulipas en Ciudad Victoria. Aunque primero negó el hurto, no le quedó más remedio que devolver el aparato cuando se le presentó la evidencia grabada por un periodista local. Como en este espacio habíamos referido, a Salazar Mojica ya se le conocía como la “diputada moches” cuando fue exhibida en abril en un audio pidiendo inflar ilegalmente los montos de unas facturas para quedarse con su parte, por lo que desde entonces cursa un proceso de desafuero en su contra que, por cierto, es inminente. Seguramente después de esta vergonzosa evidencia, doña Ursula necesitará que su tío le mande desde Palacio un ejemplar de la Cartilla Moral que tanto promueve. ¡Que bonita familia!


enrmuz@hotmail.com

@enriquemunozfm

Link https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/6/20/estado-de-mexico-pri-pan-iran-por-su-lado-415001.html



logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg