Esclerosis múltiple: carrera contra el tiempo para detener efectos incapacitantes


Este 30 de mayo se conmemora Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, buen pretexto para hablar de esta enfermedad poco conocida para el público y los profesionales de la salud, y cuyo diagnóstico y tratamiento adecuados dependen del conocimiento que se tenga sobre todo de sus síntomas.


Se trata de una carrera contra el tiempo que deberemos ganar, a través de la innovación, para detener el avance de la enfermedad, que al evolucionar ocasiona daños neurológicos permanentes que implican distintos grados de discapacidad.


La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune, neurodegenerativa y crónica, que afecta a alrededor de 2.6 millones de personas en el mundo, 20 mil de ellas en México. Ataca a entre dos y tres veces más mujeres que a hombres y es la primera causa de discapacidad neurológica no traumática en personas entre 20 y 40 años.


En entrevista para la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica el Dr. Carlos Pla, gerente médico de Neurociencias de Roche México, explicó que “la esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune en la cual las defensas del cuerpo atacan a la mielina. Las neuronas se comunican entre sí a través de los axones, que son prolongaciones largas y delgadas. La mielina recubre los axones y hace que esa comunicación sea eficiente. Las defensas del organismo creen que la mielina es una sustancia extraña y la empiezan a atacar.”


Al perderse la mielina la neurona muere y ello tiene diferentes consecuencias clínicas. La posibilidad del cuerpo de desinflamar y tratar de recuperarse del daño es cada vez menor, y las afectaciones se vuelven permanentes. Por eso esta enfermedad crónica es neurodegenerativa y lleva a la persona a sufrir una discapacidad.


El Dr. Pla comentó que la esclerosis múltiple tiene múltiples síntomas y signos neurológicos, por lo que se le conoce como la enfermedad de las mil caras. “Puede no tener síntomas iniciales o tenerlos sumamente sutiles, como el hormigueo en una mano, una pierna, la cara o en la mitad del cuerpo. La fatiga es el síntoma más prevalente, ya que aparece en 9 de cada 10 personas.”


Después siguen síntomas visuales, como la disminución de la agudeza visual o la visión doble. Luego hay síntomas motores como la falta de fuerza en las extremidades y la falta de coordinación. Cuando afecta al cerebelo, puede ocasionar que a gente hable como si estuviera en estado de ebriedad. También hay síntomas mucho más severos como la pérdida repentina de la visión o de la capacidad para mover los brazos o las piernas.


El impacto que tiene la enfermedad es amplio y muy importante. La esclerosis múltiple es la primera causa de discapacidad neurológica no traumática en personas de entre 20 y 40 años, que están en plena etapa productiva desde el punto de vista profesional, personal y familiar.


Para que el paciente con esclerosis múltiple viva con calidad, el primer reto es el diagnóstico oportuno. Si se presentan síntomas como los descritos en este artículo, se debe acudir de inmediato con un neurólogo. “Un reto más es el inicio del tratamiento adecuado: tenemos que hacer un traje a la medida del paciente. La enfermedad tiene características distintas en cada persona y deben tratarse de forma precisa.”


En nuestro país el reto más importante es el acceso a terapias innovadoras para toda la población. Todos deberían tener la posibilidad de contar con un tratamiento para la esclerosis múltiple, sin importar si están en sistemas públicos o privados. Este reto requiere políticas que permitan lograr el acceso para todos”, concluyó el Dr. Carlos Pla.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg