El Papa pidió un encuentro con Putin, pero no ha recibido respuesta de Moscú


El Papa Francisco concedió una entrevista al diario italiano Il Corriere della Sera y refirió algunos aspectos relacionados con la invasión rusa en Ucrania, entre ellos, su disposición a verse con Vladimir Putin, y comentarios del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, sobre un posible fin de la guerra.


El pontífice refirió en la entrevista que el dirigente húngaro le confió el 21 de abril durante una visita del premier magyar al Vaticano que "los rusos tienen un plan, y todo acabará el 9 de mayo".


Sobre esto, el papa dijo ser pesimista, “pero debemos hacer todos los gestos posibles para detener la guerra, y espero que sea así, para que se pueda entender también la velocidad de la escalada de estos días. Porque ahora no es solo el Donbas, es Crimea, es Odessa, le quita el puerto del Mar Negro a Ucrania, es todo”.


El obispo de Roma refiere también que ha hecho saber a Moscú su disposición para viajar a la capital rusa y reunirse con el presidente Vladimir Putin, pero que de momento no ha obtenido respuesta.


Sin embargo, Francisco asegura que la Santa Sede insiste en organizar un viaje a Rusia, pero que teme que "Putin no pueda ni quiera asistir a esta reunión en este momento".


"¿Cómo no detener semejante brutalidad? Hace 25 años vivimos lo mismo en Ruanda", manifiesta el vicario de Cristo, quien también recuerda que el primer día de la invasión a Ucrania llamó por teléfono al presidente ucraniano, Volodomir Zelensky, y visitó la embajada de Rusia, con el fin de “hacer un gesto claro que todo el mundo pudiera ver y por eso me dirigí al embajador ruso. Les pedí que me explicaran la situación, y les dije 'por favor, basta'".


Sobre un viaje a Kiev, el papa descarta que lo esté analizando, y señaló que ya mandó a cardenales de la Curia, al tiempo que dice que "siento que no debo ir. Tengo que ir a Moscú primero, tengo que reunirme con Putin primero. Pero yo también soy sacerdote, ¿qué puedo hacer? Hago lo que puedo. Si Putin abriera la puerta...",


Sobre la postura del Patriarca Kirill de la Iglesia Ortodoxa Rusa, menciona que "he hablado con Kirill durante 40 minutos a través del zoom. Los primeros 20 minutos me leyó todas las justificaciones de la guerra. Escuché y dije: no entiendo nada de esto. Hermano, no somos clérigos del Estado, no podemos usar el lenguaje de la política, sino el de Jesús. Somos pastores del mismo pueblo santo de Dios. Por eso, debemos buscar caminos de paz, detener el fuego de las armas"


Agrega al respecto que Kirill no "puede convertirse en el monaguillo de Putin", y que tenía una reunión prevista con el Patriarca en Jerusalén el 14 de junio que habría sido su "segundo encuentro cara a cara" y "nada que ver con la guerra", pero que de producirse esta reunión, "podría ser una señal ambigua".


En cuanto a su visión sobre las motivaciones que empujan a Putin, señala que tal vez "los ladridos de la OTAN a las puertas de Rusia" llevaron al presidente ruso a reaccionar mal y a desencadenar el conflicto. "Un enfado que no puedo decir si fue provocado, pero quizás fue facilitado".


Lamentó que en el mundo ya se vive una Tercera Guerra Mundial "a trozos", y que fueron otros los que crearon el conflicto en Ucrania. "Lo único que se achaca a los ucranianos es que reaccionaron en el Donbass, pero estamos hablando de hace 10 años”


De paso, criticó que algunos países europeos aumenten el gasto militar, y dice no saber responder sobre la conveniencia de facilitar armas a Ucrania, pero que "Lo que está claro es que allí se están probando armas", y añade que "los rusos saben ahora que los tanques son poco útiles y están pensando en otras cosas. Para eso se hacen las guerras: para probar las armas que hemos producido. Esto es lo que ocurrió en la guerra civil española antes de la Segunda Guerra Mundial".




logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg