El papa expresa dolor y tristeza por muerte de migrantes


El papa Francisco abordó de nueva cuenta la tragedia de los migrantes y durante su alocución dominical, expresó dolor por las muertes y sufrimiento que padecen quienes intentan cruzar el Canal de la Mancha, en la frontera entre Polonia y Bielorrusia, y en el mar Mediterráneo.


Llamó a los fieles que asistieron a la Plaza de San Pedro para la bendición dominical que recen “por los migrantes y su sufrimiento”.


Pidió pensar cuántos migrantes están expuestos a peligros muy graves en los últimos días y cuántos pierden la vida en nuestras fronteras”, al tiempo que expresó su dolor por "la situación en la que se encuentran tantos de ellos".


Se refirió a "los que murieron en el Canal de la Mancha, los que están en las fronteras de Bielorrusia, muchos de los cuales son niños, los que se ahogan en el Mediterráneo. Cuánta tristeza pensar en ellos”.


La muerte de 27 migrantes en el Canal de la Mancha la semana pasada ha impactado tanto a Gran Bretaña como a Francia. Los naufragios no son inusuales en el mar Mediterráneo, mientras los migrantes huyen de la pobreza, desastres naturales y regímenes autoritarios en busca de una vida mejor en Europa.


El papa recordó además a los migrantes que son enviados de Europa al norte de África, donde son “capturados por los traficantes, que los convierten en esclavos. Venden a las mujeres y torturan a los hombres”.


Funcionarios de la ONU estiman que hasta 1.600 personas han fallecido o desaparecido en el Mediterráneo este año, y sus cuerpos generalmente no son hallados, por lo que son los que sobreviven quienes dan a conocer sólo por parte de los sobrevivientes.


Por otro lado, La madrugada del domingo, la Guardia Costera italiana rescató la madrugada del domingo a 244 migrantes frente a la costa de Calabria, y entre los supervivientes había 41 menores, incluido un infante nacido el sábado en el barco pesquero de madera que los transportaba.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg