El 80% de la población de Tonga afectada por el tsunami


La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU estima que unos 12 mil hogares se han visto afectados por el tsunami del 15 de enero que se originó tras la erupción de un volcán submarino asolando al conjunto de las islas de Tonga.


La agencia confirmó que la totalidad del sector agrícola, incluyendo los cultivos, el ganado y la pesca, que representan una parte vital de la actividad económica, han sufrido pérdidas sustanciales.


Una de las principales preocupaciones de la Oficina y de otras agencias de la ONU es el impacto que pueda causar la caída de las cenizas en los cultivos, al igual que los efectos de su mezcla con el agua salada y la posibilidad de que se forme lluvia ácida.


Las consecuencias en más de la mitad de las dependencias dedicadas a la ganadería - entre el 60% y el 70%- son nefastas: sus animales fallecieron, las tierras de pastoreo resultaron dañadas o se contaminó el suministro de agua.


Las pesquerías que operan en las más de 170 islas que componen el archipiélago también resultaron muy afectadas. El Gobierno desaconsejó la pesca y el consumo de pescado debido a la contaminación marítima.


El Programa Mundial de Alimentos está apoyando a los grupos de seguridad alimentaria y logística, trabajando en la evaluación de las necesidades, las prioridades y otros aspectos logísticos de la respuesta humanitaria.


En paralelo, activó su campaña Dona con Responsabilidad para concienciar a la gente sobre cómo puede donar de forma responsable.


Por último, recordó que recordó que antes de este suceso el 20% de las familias de Tonga ya sufrían inseguridad alimentaria.


La Oficina Nacional de Gestión de Emergencias de Tonga y sus socios continúan con las estimaciones iniciales de daños en la isla principal, Tongatapu, así como en las islas del grupo Ha'apai.


Los hogares en zonas costeras de 5 localidades de Tongatapu sufrieron daños significativos. Más de 30 casas quedaron completamente dañados, 72 de forma grave, 46 moderadamente y 23 sufrieron daños menores.


Igualmente, la Oficina destacó su preocupación por la falta de acceso al agua potable y la calidad de las aguas subterráneas.


Aunque el suministro de agua en la capital es potable, la mayoría de la gente depende ahora del agua embotellada.


Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, destacó que uno de los primeros retos es evaluar el posible impacto que la capa de ceniza que cubre partes de la isla, así como los daños del tsunami podrían tener en la agricultura y la pesca.



logotipo.png
PrimaveraPor.webp