La sandía tiene sus propiedades positivas para la salud




La sandía es una fruta muy popular y en especial, en las épocas de mucho calor. Pero, además de su sabor, esta fruta posee propiedades que ayudan a nuestro organismo a mantener la buena salud, siendo rica en nutrientes y baja en calorías.

La sandía es un alimento con nutrientes esenciales para mantener el buen funcionamiento del organismo. Posee vitamina C, vitamina A, potasio, vitaminas B, fibra, magnesio, fósforo e incluso proteínas.

Uno de los principales efectos secundarios de ingerir esta fruta es su alto nivel de licopeno pigmento orgánico rojo brillante, que puede ser encontrado en alimentos como el tomate, la guayaba, la papaya y también la sandía

De acuerdo con varios estudios, el licopeno es un antioxidante con propiedades antiinflamatorias que actúan en todo el organismo. Este nutriente podría proporcionar protección contra numerosas enfermedades. Las dietas ricas en licopeno podrían ayudar a prevenir el desarrollo del cáncer de próstata.

El portal healthline apunta además que podrían proteger contra los cánceres de pulmón, mama y riñón.

Investigaciones indican que las propiedades antioxidantes de este pigmento natural encontradas en las sandías pueden ayudar a mantener los niveles de colesterol bajo control, así como reducir la probabilidad de desarrollar una enfermedad cardíaca potencialmente fatal.

Más aún, el licopeno ayuda a aumentar la defensa de la piel contra las quemaduras solares y el daño producto de los rayos ultravioleta. Aunque no es capaz de sustituir al protector solar, el consumo frecuente de sandía, y por ende de licopeno, podría ayudar a evitar un envejecimiento precoz de la piel.

El licopeno podría, además, tener un efecto en la buena salud de los ojos, ya que puede prevenir o retrasar la formación de cataratas y reducir el riesgo de padecer degeneración macular, una de las principales causas de ceguera en adultos mayores.

El pigmento en las sandías podría también proteger el cerebro. Se cree que sus propiedades antioxidantes pueden ayudar a prevenir las convulsiones y la pérdida de memoria que se experimentan en enfermedades relacionadas con la edad, como el alzhéimer. Las sandías son también un alimento muy recomendado por los nutricionistas para aquellos que desean adelgazar.