Dueño del Chelsea deja presidencia del equipo: es ruso


El propietario del Chelsea, el ruso Roman Abramovich decidió dejarle a un fideicomiso “la gestión y cuidado” del club de la Liga Premier, buscando así evitar que se le pida dejar el control del equipo debido a la invasión de Rusia en Ucrania.


El magnate ruso no piensa vender el club, pero si delegar provisionalmente el control, ante las críticas hechas personajes y políticos ingleses por su propiedad.


La Fundación que tendría el control la dirige Bruce Buck, quien es presidente del club, y el director de finanzas del Chelsea Paul Ramos también es parte del fideicomiso.


Abramovich es dueño del Chelsea desde el 2003, y no hizo mención alguna de la guerra en su comunicado, dónde apunta que "siempre he tomado las decisiones considerando los intereses del club", sigo comprometido con esos valores, y es por esto que hoy le entregó al fideicomiso de la Fundación caritativa del Chelsea la gestión y cuidado del Chelsea FC”.


El empresario añadió que "en este momento están en la mejor posición de cuidar de los intereses del club, jugadores, personal y aficionados”.


El ruso ha invertido más de 2 mil millones de dólares en el Chelsea, convirtiendo al club en uno de los más poderosos de Inglaterra y actual ganador de la Liga de Campeones.


Abramovich fue gobernador provincial de Rusia y aliado del presidente Vladimir Putin, convirtiéndose en magnate del acero y metales, con una riqueza estimada en 13 mil millones de dólares,


No ha tenido visa británica desde el 2018 después de que el proceso de aplicación se extendió más de lo normal y le fue revocada.


Durante los casi 20 años que he sido dueño del Chelsea FC, "siempre he considerado mi papel como un custodio del equipo y cuya labor es asegurar que seamos tan exitosos como podamos ahora mientras construimos hacia el futuro y con un papel positivo en las comunidades”, añadió.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg