Doble tarea para la Femexfut: identificar aficionados problemáticos aquí y en Estados Unidos


La Federación Mexicana de Fútbol debe pagar un precio por programar la mayor parte de los partidos amistosos de la selección en Estados Unidos por cuestiones de dinero: pese a que ya anunció medidas para buscar eliminar de las canchas del país el grito homofóbico que ha costado mucho económica y deportivamente, también debe resolver el problema de los gritos discriminatorios de los aficionados en la Unión Americana.


En conferencia de medios, el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Yon De Luisa, comentó que buscan extender las medidas anunciadas para canchas mexicanas hace unos días, para cada lugar donde juegue el Tri.


El plan de la gente de pantalón largo implica echar a andar un programa que permitirá identificar a quienes asistan a los partidos en el estadio Azteca, sede usual de la selección nacional de fútbol.


Cuando México reciba en marzo venidero a su similar de Estados Unidos en partido clasificatorio al mundial de Catar 2002, los aficionados tendrán que ingresar a una plataforma de registro antes de comprar una entrada, y al llegar al estadio, el boleto deberá coincidir con la identificación del aficionado para acceder a las tribunas.


Tener una base de datos de quienes van al partido permitirá detectar a quienes lancen gritos discriminatorios, para sacarlos del estadio y vetarlos 5 años de ingresar a cualquier inmueble donde juegue México.


México ha recibido ya varias sanciones económicas por los gritos homofóbicos, e incluso, debió jugar su partido eliminatorio como local ante Jamaica, sin público.


De acuerdo con De Luisa, “si todo sale bien con el éxito de estas medidas, que podamos implementarlas en todos los partidos, tanto de la varonil y como de la femenil y luego ver con los socios en Estados Unidos que parte de estas se pueden implementar allá”.


la mayor parte de las sanciones han ocurrido luego del mal comportamiento de algunos aficionados en partidos celebrados en Estados Unidos, donde la Femexfut tiene un jugoso contrato con la empresa Soccer Marketing United, en el que juega 5 partidos cada año en la Unión Americana, donde la selección tiene entradas mucho mejores que las que hay cuando juega en estadios de México.


El titular de la Federación agregó que en Estados Unidos “tenemos una dificultad adicional porque cambiamos de sede muy seguido”, pero agregó que “aunque allá los actos discriminatorios fueron menores, aún así pensamos que esto del Fan ID lo podremos lograr en Estados Unidos”.



logotipo.png
PrimaveraPor.webp