Djokovic permanece en Australia; apeló su expulsión por no vacunarse


El tenista serbio Novak Djokovic permanece en un hotel contiguo al aeropuerto de Melbourne, en espera de la decisión de un tribunal tras apelar la determinación de las autoridades migratorias de Australia de negarle el acceso al país porque no está vacunado contra el coronavirus.


El balcánico permanece en el hotel retenido por inmigración, a la espera de que se produzca una resolución definitiva sobre su eventual deportación, lo que le impediría participar en el Open de Melbourne.


Las autoridades australianas le negaron la entrada al país y su visa fue cancelada por las autoridades fronterizas, luego de que fueron rechazaron las pruebas que presentó para avalar la exención médica a las normas de vacunación contra el Coronavirus en un país que registra cifras récord de contagio en estos días.


El juez federal de circuito, Anthony Kelly, asegura que hubo una demora en la recepción de la petición de revisión de las decisiones sobre la visa y el veto temporal a la deportación de Djokovic, en tanto que un abogado del gobierno aceptó que el tenista no debería ser expulsado hasta el viernes.


Djokovic anunció el pasado martes en sus redes sociales que tenía un “permiso de exención” otorgado por el estado de Victoria en donde se asienta Melbourne, sede del torneo, y llegó a esa ciudad el miércoles por la noche con una exención médica expedida por el gobierno regional. la exención le permitía participar en el torneo, pero no ingresar al país.


La autoridad Fronteriza Australiana emitió un comunicado la madrugada del miércoles señalando que el serbio no había cumplido los requisitos de ingreso, y según el premier Scott Morrison, “la regla es muy clara: necesitas tener una exención médica. Él no tenía una exención médica válida”.


logotipo.png
PrimaveraPor.webp