Dice López Obrador que no quiere que México sea un campamento de migrantes


El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este viernes en su conferencia mañanera que es necesario atender el fenómeno migratorio a fondo, y dijo que no quiere que México se convierta en un "campamento de migrantes", en momentos en los que el país tiene enfrente un verdadero problema con el arribo masivo de migrantes provenientes de Haití, Guatemala, Honduras y El Salvador.


Para el mandatario, "hay que atender el fondo primero. No queremos que México sea un campamento de migrantes. Queremos que se atienda el problema de fondo, que la gente no se vea obligada a migrar", al tiempo que reiteró el llamado a que Estados Unidos invierta recursos en el desarrollo en Centroamérica y el Caribe.


Dice López Obrador que “estamos solicitando apoyo de Estados Unidos, pero para los países de Centroamérica", y puntualizó que "lo que queremos es que cambie la política que se ha venido aplicando desde hace muchísimos años y no ha dado resultados”.


Según el presidente, esto lo entienden en Estados Unidos y han sido sensibles a esta propuesta, pero que “lo que sucede es que se tardan mucho".


Expresó que el financiamiento debe aplicarse también para el caso de Haití, que atraviesa por una crisis social y política muy grave, y que no es solamente atender a los migrantes haitianos que por necesidad salen de su país, y por la violencia. Hay que hacer algo. Y aquí la ONU se está tardando: ¿Dónde están los organismos internacionales de derechos humanos?", preguntó.

El canciller Marcelo Ebrard, dijo que los haitianos que están entrando a México no provienen de su país de origen, sino de Brasil y Chile, donde se encontraban en calidad de refugiados y que México se debe a que esas personas están siendo "engañadas" por dirigentes que les venden la falsa idea de que Estados Unidos les abra las puertas.