Dice el papa Francisco que "el médico me ha pedido que no camine"


El papa Francisco sigue teniendo dificultades para desplazarse por los problemas que tiene en una pierna, y este sábado debió ofrecer disculpas con un grupo de fieles por tener que recibirles sentado.

"Les impartiré la bendición y rezaremos juntos para que el Señor bendiga a todos. Y luego los saludaré, pero hay un problema: esta pierna no está bien, no funciona, y el médico me ha pedido que no camine", dijo Francisco al término de la audiencia con peregrinos eslovacos Eslovaquia, en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Les expresó que "a mi me gusta andar pero esta vez debo obedecer al médico. Por eso les pediré el sacrificio de subir las escaleras y los saludaré aquí, sentado. Es una humillación pero la ofrezco por su país".


El papa habló de la guerra en Ucrania y les agradeció por la acogida de refugiados y desplazados ucranianos. "Recientemente su acogida ha quedado de nuevo demostrada, esta vez en el contexto trágico de la guerra. En estos meses, muchas de sus familias, parroquias e instituciones han recibido bajo su techo a madres con niños de familias ucranianas obligadas a separarse para ponerse a salvo, llegados con sus pobres equipajes", les dijo.

El Papa sufre de un problema en la pierna derecha que le impide movilizarse con seguridad, cojea, y no puede estar de pie mucho tiempo a sus 85 años de edad.


El pontífice ha cancelado algunas actividades en días recientes incluidos los de Semana Santa, para reposar o someterse a estudios pruebas médicas


El Vaticano confirmó en febrero pasado que el obispo de Roma padecía un dolor en la rodilla de tipo reumático, por lo que se le recomendó reposo, suspendiendo un viaje a Florencia e impidiéndole presidir el Miércoles de Ceniza.

En abril, no pudo bajar las escaleras del avión y recurrió a un elevador durante su viaje apostólico a Malta,

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg