Despide Sudáfrica al arzobispo Desmond Tutu


Los restos mortales del arzobispo emérito Desmond Tutu, ya descansan en paz, luego de que se llevaran a cabo sus exequias en la catedral anglicana de San Jorge, en Ciudad del Cabo.


Al funeral del Nobel de la Paz acudieron tanto su familia como figuras destacadas del país, luego de su muerte el pasado 26 de diciembre a la edad de 90 años.


Las restricciones derivadas del brote de coronavirus y su variante Ómicron, obligaron a reducir la asistencia de personas a solo un centenar, y entre quienes acudieron a las honras fúnebre de Tutu estaban el actual presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, los expresidentes Thabo Mbeki y Kgalema MOtlanthe, en una iglesia conocida como la "catedral del pueblo" en tiempos del régimen blanco de segregación racial, a donde también se presentaron el rey Letsie III del reino o de Lesoto y la activista mozambiqueña Graça Machel, viuda de Nelson Mandela.


El actual arzobispo de Ciudad del Cabo y líder de la Iglesia anglicana del sur de África, Thabo Makgoba, fue el encargado de oficiar la misa, con la que se celebró el funeral de estado tras una semana de actos populares en territorio sudafricano para honrar a una de las figuras más queridas y destacadas de la historia de Sudáfrica.


De acuerdo con la voluntad de Tutu, quien había pedido un funeral sencillo y nada oneroso, la ceremonia fue sobria, sencilla y solo intervino con un mensaje el presidente Ramaphosa.


Nobel de la Paz en 1984 por su lucha contra la opresión racial del "apartheid", a Desmond Tutu se le considera una de las figuras centrales de la historia contemporánea sudafricana.


logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg