Denuncia México a subastadora alemana de venta de patrimonio arqueológico


Tanto la titular de la Secretaría de Cultura en México, Alejandra Frausto, cómo el vocero de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, denunciaron hoy que la casa de subastas alemana Gerhard Hirsch Nachfolger no detuvo la venta de piezas arqueológicas que son de México y pese a la solicitud oficial hecha por el gobierno.


La funcionaria dijo que "a la casa de subastas alemana Gerhard Hirsch y a sus coleccionistas los mexicanos les decimos: mi patrimonio no se vende, mi patrimonio no es un artículo de lujo. Nos manifestamos en contra del tráfico ilícito del patrimonio cultural".


Fraustro informó hace una semana sobre el envío de una solicitud a la casa subastadora para que frenara la venta de las piezas, programada para este 21 de septiembre en Múnich.


La petición no fue atendida, y pata el vocero de Andrés Manuel López Obrador, "en Alemania subastan piezas de arte prehispánico mexicano a pesar de la denuncia del gobierno de México. Reafirmamos nuestro mensaje a la casa de subastas alemana Gerhard Hirsch y a sus coleccionistas: no al tráfico ilícito del patrimonio cultural, no a esta práctica colonial y criminal"


Los precios de salida de las 74 piezas van 150 y 100 mil euros, y pertenecen a las culturas olmeca, purépecha, maya y mexica, según el catálogo de la casa de subastas.


En la solicitud diplomática para impedir la subasta, la secretaria de Cultura aseguró que la idea de nación en México se liga con el patrimonio cultural histórico.


A su vez, el embajador de México en Alemania, Francisco Quiroga, mencionó que el problema trasciende las fronteras mexicanas, pues el catálogo incluye piezas Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, no solo de México