Dejará Bachelet la Oficina de derechos Humanos de la ONU


La chilena Michelle Bachelet anunció que no planea seguir como alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos después de que finalice su mandato en agosto de este año


"Ya que mi mandato como alta comisionada se acerca a su fin, esta histórica quincuagésima sesión del Consejo será la última en que presento mi informe", dijo la andina, y expresó su "orgullo" por liderar el organismo y sus esfuerzos, "haciendo la participación de la sociedad civil más inclusiva y más segura".


"Pese a todas las discrepancias que tienen los participantes del Consejo, este sigue siendo central para proteger los derechos humanos", agregó.

La alta comisionada aclaró en su Twitter que no va a buscar el segundo mandato "por razones personales", tras asumir el cargo de alta comisionada el 1 de septiembre de 2018.


Durante la apertura de trabajos de la 50 sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Bachelet recordó que los horrores de la guerra de Ucrania "dejarán una marca indeleble, también a las generaciones venideras" y sus ramificaciones políticas y sociales en todo el mundo “no tienen final a la vista”.


Sobre América Latina, denunció que en Haití las bandas que cada vez tienen más control de la capital usan los asesinatos, los secuestros y la violencia sexual, incluso contra los niños para infundir miedo y desplazar a la población local.


Pidió a las autoridades de Brasil que garanticen el respeto a los derechos fundamentales y a las instituciones independientes.


En Guatemala, denunció “un patrón de ataques contra los funcionarios de la justicia por su trabajo, con casos emblemáticos de graves violaciones de derechos humanos, corrupción e impunidad”


En México, alentó a llevar a cabo “un plan ordenado de retiro de los militares de las tareas de seguridad pública”.


En El Salvador, mostró su preocupación por la detención de más de 38 mil personas durante el estado de excepción y al menos 21 muertes bajo custodia.


Sobre Colombia, confía en que la segunda vuelta de las elecciones sea también pacífica e instó a la aplicación efectiva del acuerdo de paz, en particular al desmantelamiento de los grupos responsables del aumento de la violencia.


Bachelet dijo estar cada vez más alarmada por los importantes retrocesos relacionados con los derechos de las mujeres. Las leyes restrictivas del aborto y las barreras prácticas que suponen una amenaza para los derechos humanos, con un impacto desproporcionado en las mujeres con recursos limitados.


Por ello, aplaudió la decisión de la Corte Constitucional de Colombia, en febrero, de despenalizar el aborto, tras los avances positivos que se han producido a nivel mundial, incluidos los más recientes en Argentina y México en relación con estos derechos.


“Es el momento de progresar, no de imponer más restricciones a estos derechos esenciales, como se está considerando en Estados Unidos de América”, añadió

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg