Dejó al pueblo sin internet para quitarle el acceso a sus hijos


Hay padres que seguramente ya no saben ni como hacerle para que sus hijos dejen de enajenarse con el acceso todos los días a internet, y en el caso de un francés, llegar al extremo le puede costar la cárcel.


Y es que este padre desesperado por restringirle a sus vástagos el ingreso a internet en sus celulares, está ahora cerca de pisar la cárcel durante medio año de prisión porque, para quitarle temporalmente el acceso a sus hijos, dejó sin internet a todos los habitantes del pueblo de Messanges, en Francia.


Esto dio a conocer la Agencia Nacional de Frecuencias de Francia, quien refiere que el sujeto, cuya identidad se desconoce públicamente, usaba un inhibidor de banda de ondas múltiples para cortar la conexión en su casa todos los días entre las 12 de la noche y las 3 de la mañana, horario en el que sus hijos se dedicaban a navegar en redes sociales.


Los vecinos se enojaron porque se quedaban también sin el servicio, y los proveedores iniciaron una investigación, que fue remitida a la Agencia.


Los funcionarios utilizaron un dispositivo de radiogoniometría para detectar el inhibidor que bloqueaba las señales de Wi-Fi y de telefonía móvil, que no solo estaba restringiendo el servicio en la casa del hombre, sino en todo el pueblo, de alrededor de 1.000 habitantes y otro municipio vecino.


Este padre de familia tuvo que apagar su inhibidor y es procesado por el uso del dispositivo prohibido en Francia, y en caso de ser declarado culpable, podrá ser condenado a 6 meses de cárcel, además de pagar una multa de hasta 34 mil dólares por su acción.













logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg