Declararán isla de La Palma como zona catastrófica en España por volcán


El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, afirmó en una declaración institucional desde la isla de La Palma, que para enviar ayuda emergente a esa región del país ibérico ante la actividad volcánica que se registra en el lugar, se hará una declaración de catástrofe.


Sánchez habló con los medios de comunicación después de reunirse con miembros del Consejo de Gobierno de Canarias y asistir a la reunión del Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico que analiza la situación tras la erupción volcánica del Cumbre Vieja en La Palma.


El presidente adelantó que el próximo Consejo de Ministros aprobará la declaración como zona catastrófica de la isla, lo que irá seguido de la concesión de ayudas para facilitar vivienda a las personas evacuadas, proporcionarles enseres y garantizar la actividad en zonas agrícolas donde no llegó la lava.


Asimismo, dijo que se celebrará en La Palma la próxima Conferencia de Presidentes autonómicos durante el mes de diciembre, señalando que esto es "una prueba más" de que ninguna administración, ninguna comunidad autónoma y ninguna fuerza política olvida a los palmeros y van a estar "todos juntos" para ayudar a la reconstrucción y la recuperación de la isla.


Mientras tanto, la erupción de Cumbre Vieja continúa su curso y el volcán ha entrado en una fase más activa, por lo que la emisión de magma, gas y piroclastos ha aumentado.


Las coladas volcánicas siguen sin llegar al océano Atlántico, algo normal si se considera la lejanía del centro de emisión, el arrastre de material previo, el frío, y el proceso de adaptación a la topografía de la zona.


La lava ha destruido 180 hectáreas del valle de Aridane y arrasado 380 viviendas desde que comenzara la actividad volcánica el 19 de septiembre. La columna de gases emanados alcanza una altura superior a 4 kilómetros. Se espera que materiales emanados de Cumbre Vieja lleguen a las islas de El Hierro,