De las mamás profesionistas sin empleo, la mitad lo perdió durante la pandemia: estudio


Un 59% de mamás profesionistas en México no cuenta con un empleo, según la encuesta realizada por OCCMundial, Centro de Carrera Profesional en línea, con motivo del Día de las Madres.


De esa cifra, 5 de cada 10 lo perdieron durante los 2 años de pandemia por COVID-19, otro 19% al iniciar la pandemia, 19% lo perdió recientemente y 15% antes de que iniciara la contingencia sanitaria.


Luego de perder el empleo, la mayoría de las madres (56%) se mantuvo en búsqueda de trabajo, 13% se dedicó a cuidar a sus hijos o padres, 8% trabajó de manera informal, 6% se dedicó al hogar, 6% decidió emprender un negocio y 6% optó por estudiar o capacitarse.


Para 54% de las encuestadas, el mayor reto como madre de familia durante los 2 años de pandemia ha sido lograr estabilidad económica; 41% el equilibrio entre su bienestar físico y emocional; 32% combinar el trabajo con el cuidado de la casa; 30% el miedo constante a la enfermedad; 29% el miedo a quedarse sin empleo; y 24% apoyar a los hijos en las labores escolares, entre otros retos.

Cabe mencionar que 6 de cada 10 dijeron que la empresa en la que laboran no ofrece servicios de cuidado infantil.


Entre las madres que tienen empleo, 6 de cada 10 dijo que trabaja en modalidad 100% presencial, 23% hace home office y 19% en un esquema híbrido. De las que ya trabajan de manera presencial, 55% asegura que les ha afectado, 35% que no les ha afectado ni beneficiado y 10% afirma que les ha beneficiado.


Las razones por las que las madres profesionistas dicen que le ha afectado el trabajo presencial son:

Pérdida de tiempo por las distancias (19%)

Efecto en salud física (19%)

Efecto en salud mental (14%)

Falta de tiempo para otras actividades (ejem. ejercicio o capacitación) (13%)

Mayores gastos por salir a la calle (11%)

Complicaciones por los estudios de los hijos (en línea o escalonados) (9%)

Menor productividad (8%)


En cambio, las mamás que aseguran les ha beneficiado el regreso presencial, señalaron que es porque:

Pueden organizar más su tiempo (35%).

Pueden cumplir mejor responsabilidades laborales (25%).

Tienen mayor bienestar emocional (20%).

Tienen mayor bienestar físico (10%)


En cuanto a los obstáculos de trabajar desde casa mencionan que lo más difícil ha sido:

Más trabajo al estar más tiempo conectada (35%).

Dividir su tiempo entre trabajo, casa y familia (34%).

Distracciones del hogar (11%)

Dificultad para tener espacios adecuados (10%).

Pérdida de independencia (3%).

Falta de concentración (3%)

Otras causas (4%).


Al preguntarles sobre el distanciamiento social, destacan efectos negativos como:

Afectación en su salud mental (33%).

División del tiempo entre trabajo, casa e hijos (23%)

Menor productividad (22%).

Afectación en salud física (18%).

Mayores gastos (17%).


logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg