Dan a conocer otros beneficios del consumo de café


Pese a que existen advertencias sobre las consecuencias de consumir mucha cafeína, expertos afirman que hay evidencia de que una cantidad adecuada de esta sustancia puede reducir el riesgo de varias afecciones crónicas e incluso agregar años de vida.

Científicos han estudiado los efectos del café por décadas. Proporciona más de mil compuestos bioactivos de origen vegetal, como antioxidantes, polifenoles, ácidos grasos, además de cafeína. Este grupo de componentes conlleva beneficios para la salud.

El café puede agregar años a tu vida: Uno de los estudios publicados en la revista Circulation encontró que quienes beben entre 1 y 5 tazas de café al día tienen una esperanza de vida más larga en comparación con quienes consumen poco o se abstienen de ingerir esta bebida. Más aún, investigadores vinculan la ingesta de entre 1 y 3 tazas de café al día con una reducción del 15% en el riesgo de morir.

Los científicos creen que los antioxidantes, la cafeína y otros compuestos bioactivos de esta bebida ayudan a mejorar los niveles de glucosa en sangre, así como la salud cardiovascular. Si bien lo ideal puede ser hasta 4 tazas diarias, hay estudios que sugieren que más de 5 tazas por día puede estar asociado con un mayor riesgo de deceso.

El café mejora tu estado de ánimo: Una investigación cuyos resultados fueron publicados en Archives of Internal Medicine, indica investigadores de Harvard estudiaron a más de 50 mil mujeres de mediana edad e informó que quienes beben más café tienen menos probabilidades de sufrir depresión.

Otro trabajo, publicado en el Journal of Affective Disorders revela que un estudio a más de 80 mil individuos concluyó que el consumo regular y moderado de cafeína probablemente reduce la posibilidad de depresión entre las mujeres.

Sin embargo, otros estudios relacionan la ingesta de más de 4 tazas por día con la depresión, pero investigadores creen que quizás aquí influyan otros comportamientos.

El café puede ayudar a proteger contra el mal de Parkinson: Según la Fundación de Parkinson, el consumo de café desempeña un papel protector en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Estudios poblacionales reportan una relación inversa entre la ingesta de café y el riesgo de desarrollar este trastorno. Estudios recientes sugieren que la cafeína y los ácidos grasos del café pueden colaborar para ayudar a proteger neuronas del cerebro de algunos de indicadores distintivos de Parkinson.

El café actúa como potenciador del rendimiento: dietistas deportivos aseguran que el café es uno de sus favoritos para mejorar el rendimiento. No está prohibido por el Comité Olímpico Internacional, sobre todo si se consume en cantidades normales. La cafeína ayuda a aumentar la potencia, la velocidad y la precisión de algunas actividades deportivas.

Cuando se disfruta del café antes de hacer ejercicio, se estimula el sistema nervioso central y la epinefrina para dar más energía, además reduce los receptores del dolor y hace que los músculos puedan quemar más grasa como combustible. En varios estudios sobre cafeína y rendimiento, los científicos concluyen que aumenta el rendimiento al hacer ejercicio en un 11,2%.

El café puede proteger contra alzhéimer: hay investigaciones que sugieren que los cafeteros pueden tener un riesgo reducido de desarrollar la enfermedad de alzhéimer. Un estudio publicado en Neurological Research señala que el consumo de café está inversamente asociado con el riesgo de esta afección. Los consumidores de esta bebida experimentan una reducción del 30% en el riesgo de desarrollarla en comparación con quienes no lo beben, revelan los resultados.

Por otro lado, una revisión de los estudios sobre el café publicados en el New England Journal of Medicine, reveló que además, puede mejorar la salud cardiovascular, resistencia a la insulina, cálculos biliares, ciertos cánceres e incluso la salud hepática y mental.

La cafeína nos ayuda a despertarnos, da más energía, mejora la concentración y nos ayuda a hacer ejercicio por más tiempo y con más fuerza.