top of page
  • bambarito59

Da a conocer Vaticano normas para aprobar fenómenos sobrenaturales


Quizás a muchos escépticos les interese esto...


La Santa Sede revelo las nuevas reglas para aprobar apariciones o fenómenos sobrenaturales que se pretendan ser objeto de culto.


El documento señala que, tanto el Dicasterio para la Doctrina de la Fe como el papa, tendrán la ultima palabra pare intervenir y aprobarlo o rechazarlo, y sólo el pontífice podrá declarar la “sobrenaturalidad” de un caso.


El texto explica la necesidad de poner orden con “procedimientos claros” en este tipo de manifestaciones de presunto origen sobrenatural que a veces han llevado a “cometer actos gravemente inmorales o han sido pretexto para ejercer dominio sobre las personas o cometer abusos”.


Las normas para evaluar presuntas apariciones y revelaciones que se aplicaban hasta hoy habían sido aprobadas por Pablo VI en 1978, hace más de 40 años, pero fueron publicadas 2011.


El documento escrito por el prefecto de la Doctrina de la Fe, el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, y aprobado por el papa Francisco, menciona que estas decisiones exigían tiempos muy prolongados, incluso décadas, y se llegaba demasiado tarde con la aprobación eclesial.


Hasta ahora, los procedimientos seguidos por el Dicasterio se orientaban a una declaración de “sobrenaturalidad” o “no sobrenaturalidad” por el obispo, pero eso llevaba años y de hecho, después de 1950, se han resuelto solamente 6 casos, mientras que han ido proliferando muchos episodios en el mundo a los que la Iglesia no ha dado respuesta.


A partir de ahora, el caso no se cerrará con una declaración de ‘supernaturalitate’, sino que el obispo podrá dar su ‘Nihil obstat’, pero también 5 tipos de sentencia con diferentes matices y será siempre el Dicasterio quien aprobará finalmente o el papa, sin tener que declarar claramente que es ‘auténtico’.


El documento establece que para la aprobación se deberá tener en cuenta: “vislumbrar en los fenómenos de presunto origen sobrenatural, la presencia de signos de la acción divina; si en los eventuales escritos o mensajes de los implicados en los presuntos fenómenos no hay nada que sea contrario a la fe y a las buenas costumbres; si es lícito apreciar sus frutos espirituales, o si es necesario purificarlos de elementos problemáticos…”.


“En particular, debe tenerse en cuenta el equilibrio psíquico, la honestidad y rectitud en la vida moral, la sinceridad, humildad y docilidad habitual hacia la autoridad eclesiástica, la disponibilidad para colaborar con ella y la promoción de un espíritu de auténtica comunión eclesial”, se señala.


Y que los llamados ‘videntes’ no sigan “una búsqueda de beneficio, poder, fama, notoriedad social, interés personal estrechamente ligada al hecho” o no presenten “alteraciones psíquicas o tendencias psicopáticas en el sujeto, que puedan haber ejercido una influencia en el presunto hecho sobrenatural”.


Tanto el Dicasterio para la Doctrina de la Fe como el papa tienen siempre la última palabra para intervenir y aprobarlo o rechazarlo en cualquier momento.


El Vaticano afirma que los cambios en el documento también surgen debido a múltiples casos que se registraron en el último siglo en los que obispos locales o regionales declaraban rápidamente la naturaleza sobrenatural de un fenómeno, sólo para que el Santo Oficio expresara una decisión diferente.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
lgbtttiq.jpg
bottom of page