Día del huevo: México es líder global en consumo de este producto


El consumo de huevo en México tuvo un incremento aproximado del 50% entre 2019 y finales de 2020, al pasar de 2 millones de toneladas a 3 millones, de acuerdo con el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, aumento ocasionado por la pandemia, su bajo costo, facilidad para cocinarse, sabor y contenido de proteína, considera José Antonio Quintana López, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM.


Además es una proteína que no requiere refrigeración como la carne y cuenta con envoltura natural única. Es, quizá, una de las razones por las cuales durante la emergencia por la COVID-19 ha sido el alimento favorito de los mexicanos.


El pollo y el huevo se convirtieron en favoritos de 2020, pues por la caída de ingresos provocada por la pandemia se debilitó el consumo de proteínas de precio elevado y subió la demanda de las más accesibles.


A propósito del Día Mundial del Huevo 2021, a celebrarse este 8 de octubre, Quintana López explica que mientras los negocios de comida como fondas y taquerías resintieron el confinamiento, sobre todo en los primeros meses de la pandemia, los productos cárnicos de cerdo y res bajaron de 30 a 50% en su consumo, en contraste con el huevo.


El médico veterinario zootecnista comenta que México es líder consumidor mundial y se encuentra entre los primeros 5 lugares de producción, “lo que se ha conseguido en los últimos 20 años”.


Indicó que “la preferencia se ha incrementado sobre todo en los países latinos; Colombia es la segunda nación de la región que más lo consume. Todo esto ha aumentado por la difusión de sus características, y además porque se han eliminado mitos que lo perjudicaban”.


Entre los mitos que los especialistas han tratado de disipar están: que el huevo es perjudicial para la salud porque incrementa el colesterol. Por el contrario, la lecitina que contiene inhibe la absorción intestinal del colesterol. Incluso se ha comprobado que si el ser humano se encuentra tenso, estresado o en condiciones de sufrimiento produce más colesterol, cosa que no tiene que ver con el huevo.


En Europa se afirma que las gallinas ponedoras sufren por estar enjauladas, y no es así. Al estar resguardadas se protegen de ataques de especies como cacomiztles, perros, gatos, entre otras, porque al sentirse amenazadas corren y sufren, además en el gallinero ni ellas, ni el huevo, están en contacto con excremento.


También se dice que el huevo “orgánico” es mejor porque no produce cáncer y no contiene hormonas, ni químicos: falso. “Vas al supermercado y ves una leyenda que dice: ‘huevo orgánico, de gallinas en libertad, gallinas sanas y contentas…’, o ‘huevo vegano’, eso es impreciso, la gallina no come carne Lo único real es que los consumidores solo pagan más por el producto”, subraya el médico.


Diplomado en la Real Escuela Oficial y Superior de Avicultura en Barcelona, España, el consultor de la industria agrícola dice que la proteína del huevo tiene el mismo perfil de excelencia en aminoácidos que la leche materna. Además, contiene la mayoría de vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales de origen animal que requiere el cerebro. Presenta un nutrimento llamado colina que desempeña un papel importante en el desarrollo del cerebro y la memoria, factor determinante en la prevención del Alzheimer y demencia presenil.