Coronavirus causa preocupación en España, Portugal y Alemania: aumentan contagios


La península ibérica podría sumergirse una vez más en otro brote de coronavirus y las autoridades están muy preocupadas.


En el caso de España, la incidencia de casos de Covid-19 está aumentando desde el pasado fin de semana hasta 82 casos por 100 mil habitantes, al tiempo que varias regiones analizan aplicar de nuevo medidas para frenar el repunte de contagios.


El Ministerio de Sanidad da cuenta de un incremento en la incidencia de casi 11 puntos y un total de 9 mil 798 nuevos contagios y 43 muertes después del fin de semana. Hay 2 mil 180 pacientes ingresados por coronavirus, cantidad que subió

en más de 200 pacientes desde la semana pasada.


Las regiones con una incidencia mayor son Navarra y País Vasco, en donde los gobiernos de ambas entidades anunciaron nuevas restricciones en los próximos días. Otras zonas como Valencia o Cataluña se pronuncian por hacer obligatorio el certificado Covid en actividades como la hostelería o el ocio nocturno.


Por su parte, Portugal volvió a registrar un aumento de la incidencia de coronavirus y supera los 150 casos por 100 mil habitantes, aumentando la preocupación del gobierno, que ya convocó una reunión con los epidemiólogos esta semana.


La tasa portuguesa de incidencia de casos Covid está en 156,5 casos por 100 mil habitantes, más de 20 puntos por encima del último dato, y que sitúa a Portugal en la zona roja de la matriz que autoridades y especialistas utilizan para medir el riesgo en el país.


El número de hospitalizados aumentó por noveno día consecutivo a 470 pacientes ingresados con el virus, de los que 76 están en cuidados intensivos.


En la reunión del viernes venidero con especialistas para evaluar la situación epidemiológica del país, el gobierno luso tomará el resultado del encuentro como referencia para decidir si adopta nuevas medidas y restricciones.


Los portugueses culminaron el desconfinamiento a principios de octubre y sólo dejaron medidas mínimas, como el uso de cubrebocas en interiores y transporte público. la situación se volvió a complicar y el Gobierno avisó que tiene todos los escenarios "en abierto" ante una quinta ola, y no descarta un confinamiento.


La ministra de Trabajo, Ana Mendes Godinho, dijo que tampoco excluyen la posibilidad de volver al teletrabajo obligatorio si las cifras de la pandemia siguen evolucionando de forma negativa, en un país donde las fiestas navideñas del 2020 aceleraron la transmisión de la variante británica del coronavirus, que acabó provocando la ola más mortífera de la pandemia y más de 2 meses de confinamiento.


El crecimiento cada vez más evidente de contagios de coronavirus en Alemania empieza a derivar en nuevas restricciones, esta vez para quienes insisten en no vacunarse contra Covid-19.


Desde el lunes, quienes no tengan pauta completa de vacunación, no podrán acceder a lugares de ocio como restaurantes o cines, por lo que tener una prueba negativa no será suficiente para acceder a interiores como museos, bares o gimnasios, pues se requerirá del certificado de vacunación o haber superado la enfermedad.


La medida “vacunado, sanado”, ya fue aplicada en el estado de Sajonia y otras regiones del país, ante el rápido incremento de contagios. En Berlín, seguirá siendo posible alojarse en hoteles y pensiones presentando un test negativo, así como utilizar el transporte público.


Sin embargo, los no vacunados no podrán participar en reuniones o fiestas privadas de más de 20 personas, al tiempo que la cifra total de participantes en estos eventos está limitada a 50. En cuanto al empleo, aquellas personas en contacto con el público que no estén vacunadas o sanadas deberán presentar test negativo realizado en las últimas 24 horas, medidas que afectan a Berlín como a Brandeburgo, en vigor hasta el 28 de noviembre, aunque es de esperar que sean prorrogadas.






logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg