Confinamiento nocturno en Países Bajos, a partir de este domingo


El Gobierno de Países Bajos está determinado a frenar el brote de Covid como sea y a pesar de las violentas protestas de los inconformes y los afectados con las medidas.


Este 28 de noviembre entra en vigor un confinamiento nocturno, en el cual bares y restaurantes tendrán que cerrar a partir de las 5 de la tarde, medida que estará vigente en un principio durante 3 semanas, aunque el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, advirtió que no puede garantizar que el virus desaparecerá en ese lapso, cuando se tomará una decisión sobre si alargar o endurecer las nuevas restricciones.


El cierre nocturno incluye a cines y gimnasios, mientras que supermercados cerrarán a partir de las 8 de la noche.


En cambio, las escuelas no se verán afectadas y permanecerán abiertas, y de acuerdo con el premier, "los contagios son altos, más altos, más altos cada día".


Hasta ahora, las medidas adoptadas no han podido mantener o bajar la incidencia epidemiológica de contagios, la cual sigue creciendo en buena parte de Europa, a lo que se suma la poca capacidad de camas de cuidados intensivos con la que cuenta Países Bajos, que solo tiene 7 camas UCI por cada 100 mil habitantes.


El país registra un repunte de los contagios en las últimas semanas, y en la más reciente, se han registrado más de 20 mil casos nuevos diarios, con una incidencia de unos 900 casos nuevos por cada 100 mil habitantes.


Países Bajos tiene actualmente una tasa de vacunación del 85%, aunque en cuanto a las dosis de refuerzo está rezagado en comparación con otros países como Alemania o Austria.


El gobierno interino de Rutte también determinó que a partir del domingo, una persona solo podrá recibir un máximo de cuatro personas en su casa.












logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg