Celebran cumbre de los amigos en Washington; buenos deseos, planes y algunas diferencias


El presidente estadounidense Joe Biden, se reunió en la Casa Blanca a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en que ha sido la IX Cumbre de Líderes de América del Norte.


Antes de encontrarse los 3 dirigentes, celebraron reuniones bilaterales, además de que López Obrador tuvo un encuentro con la vicepresidenta Kamala Harris.


Los mandatarios y el premier canadiense analizaron la cooperación trilateral para enfrentar la pandemia del covid-19, así como y la necesidad de impulsar la recuperación económica de Norteamérica, en lo que construyó su primer encuentro presencial y la primera cumbre Norteamérica desde 2016, toda vez que no hubo una sola reunión con Donald Trump


Al inicio de la cumbre trilateral, Biden dijo que "nuestra visión norteamericana para el futuro se basa en fortalezas compartidas, así como en 3 vibrantes democracias con una población dinámica en la economía que desean trabajar juntas".


Biden abordó el tema del clima antes de la reunión a puerta cerrada, y mencionó que los Gobiernos de los 3 países deben unir esfuerzos para "poner fin a la pandemia" y para "frenar la crisis climática".


Por su parte, el presidente López Obrador resaltó la puesta en vigor del tratado comercial entre las 3 naciones conocido como T-MEC, y calificó esto como una "acertada decisión, por el bien de nuestros pueblos y naciones".


López Obrador apuntó que es necesario fortalecer la integración económica en la región y "producir en América del Norte lo que consumimos", al tiempo que pidió no olvidar que "mientras Canadá, Estados Unidos y México representamos el 13 % del mercado mundial, China domina el 14,4 %".


Advirtió que "de mantenerse la tendencia de la última década, en 2051 China tendría el dominio de 42 % del mercado mundial y nosotros, Estados Unidos México y Canadá, nos quedaríamos con el 12 %", cosa que sería "una desproporción inaceptable en el terreno económico".


El mandatario mexicano dijo que se requiere un programa de inversión productiva en América del Norte para la sustitución de importaciones de otras regiones, y llamó a "dejar de rechazar migrantes", al considerar que podrían ser clave en el crecimiento económico, porque falta fuerza de trabajo en sus vecinos del norte.


Juzgo que "se podría estudiar la demanda de mano de obra, y abrir, ordenadamente, el flujo migratorio".


En su alocución, el premier Trudeau dijo que la "máxima prioridad" de Norteamérica debe ser "poner fin al covid-19", impulsar la recuperación económica y fortalecer las cadenas de suministro, y "asegurarnos que nuestra economía integrada de América del Norte produzca buenos empleos y apoye a la clase media en nuestros 3 países".


Antes del encuentro trilateral, el presidente Biden se reunió en privado y por separado con Trudeau y con López Obrador.


A su vez, el mexicano tuvo un encuentro como el primer ministro Trudeau en el Instituto Cultural Mexicano de Washington, en dónde ambos se comprometieron a "buscar la reconciliación con los pueblos indígenas" y a incluir a las comunidades originarias en el centro de las políticas públicas; a combatir la desigualdad mediante la "redistribución justa de la riqueza". También se comprometieron a promover la competitividad de la región


López Obrador tuvo otra cita, ésta en las Oficinas Ejecutivas Eisenhower de la Casa Blanca con la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, dónde el tabasqueño llamó a la integración económica en Norteamérica como puente para "ordenar el flujo migratorio", crear empleos y producir los bienes y servicios "que consumimos".


El presidente subrayó que "la integración de América del Norte es una opción y, como ideal, la integración del continente americano para ser la región más fuerte, económicamente, del mundo".


López Obrador también alabó la iniciativa de reforma migratoria que impulsa la Administración de Biden.


Ya con el presidente Biden en la Oficina Oval, López Obrador destacó que existe una "nueva relación" basada en el respeto mutuo y la igualdad, en tanto que Bifen recordó que "cuando asumí la Presidencia indiqué que ya no había una política de 'buenos vecinos', somos países iguales".

logotipo.png
PrimaveraPor.webp