CCE rechaza acusaciones "sin fundamento" en debate eléctrico


Empresas y organizaciones del sector privado, aseguran en un comunicado que siempre han seguido las previsiones del marco jurídico para orientar sus inversiones, en generación eléctrica, como en comercialización y suministro.


En el marco de los fines y diretes derivados de la iniciativa eléctrico que presentó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, dice el Consejo Coordinador Empresarial que denostar a empresas que invierten en México, y generan empleos, según ellos bien remunerados para miles de ciudadanos, es una práctica perversa que hace daño a toda la sociedad.


Destacan que lo que todas y todos quieren es que sea la colaboración entre el gobierno y las empresas la vía para mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas.


Por ello, Los empresarios juzgan que no es justo que el Gobierno de México ataque sin razón a las empresas del sector privado por haber respetado la ley. Dicen que es un contrasentido, sin justificación en un régimen democrático, y cancela la posibilidad de sumar esfuerzos para enfrentar los desafíos de nuestro país.


Refieren que el Ejecutivo presentó hace algunas semanas una reforma constitucional en materia eléctrica, y que comparten la visión de que la salud financiera de la CFE y la garantía de electricidad de bajo costo para la población debe ser una prioridad para México.


Apuntan que corresponde ahora al Poder Legislativo analizar los méritos de la iniciativa, y que el sector privado ha propuesto un análisis serio, sustentado con datos e información sólida, verificada, y que están dispuestos a participar en todos los foros que los legisladores organicen para plantear puntos de vista y propuestas que beneficien a las instituciones públicas y a las familias mexicanas.


Apuntan que no admiten que desde el gobierno se les ataque sin lógica ni fundamento, y que su preocupación es lograr reactivar la economía, fortalecer las inversiones y crear los empleos que los mexicanos exigen para mejorar la calidad de vida de las familias.


Advierten que la visión de transformación nunca avanzará a través de la confrontación, y que las acusaciones sin fundamento sólo destruyen el tejido social. Las ideas que benefician a la gente en una nación, siempre se implementan con base en la colaboración.


Piden que no se atribuyan culpas a las empresas mexicanas porque las verdaderas causas del deterioro en la CFE están en otra parte, y que una empresa pública requiere visión de futuro, liderazgo, una buena administración, evitar el aumento de su pasivo laboral y manejar responsablemente sus finanzas.


El sector privado añade en su comunicado que México puede y merece un sistema eléctrico diversificado, con una CFE fuerte y participación privada con fuentes limpias y de bajo costo, que permitan combatir el cambio climático y ofrecer mejores precios a las empresas y las familias.










logotipo.png
PrimaveraPor.webp