Castigan a Hungría con 2 juegos sin público por actos racistas ante Inglaterra


Los incidentes racistas ocurridos en el partido de fútbol entre los seleccionados de Hungría e Inglaterra en Budapest tuvieron consecuencias y la Comisión de Disciplina de la FIFA sancionó a los húngaros con 2 partidos a puerta cerrada, ambos dentro de la eliminatoria rumbo al Mundial de Catar 2022


Esto no es novedad para Hungría cuyos aficionados se empiezan a caracterizar por sus actitudes racistas. La UEFA sancionó a los húngaros 3 partidos a puerta cerrada, por incidentes similares en partidos celebrados en Budapest dentro de la última Eurocopa.


El Comité indicó en un comunicado que “después de analizar y tomar en consideración todas las circunstancias del caso, específicamente la gravedad de los hechos, decidió que la Federación Húngara jugará sus 2 próximos partidos en casa de las competiciones de la FIFA sin espectadores".


Sin embargo, el segundo encuentro de castigo queda condicionado por un lapso de prueba.


El máximo organismo del fútbol mundial señaló que su posición "sigue siendo firme al rechazar cualquier forma de racismo y violencia, así como cualquier otra forma de discriminación o abuso".


Añade que "adopta una postura clara de tolerancia cero frente a un comportamiento tan abominable en el fútbol", al informar sobre la sanción que incluye una multa de 230 mil euros a la Federación Húngara.


Y es que en el partido del pasado 2 de septiembre entre ingleses y magyares en el estadio Puskas de Budapest, un grupo de hinchas húngaros hicieron cánticos imitando el sonido del mono a los ingleses Raheem Sterling y Jude Bellingham.