Cambio climático genera inesperada ola de calor en Europa


Como consecuencia del cambio climático, las olas de calor empiezan antes y son cada vez más frecuentes y graves debido a las concentraciones récord de gases de efecto invernadero que atrapan el calor. Lo que estamos presenciando hoy es un anticipo del futuro.

Según la Organización Meteorológica Mundial, la intensa ola de calor que azota Europa en estos momentos viene del norte de África. Un sistema de bajas presiones del Atlántico entre las Azores y Madeira está alimentando el frente cálido, empujándolo hacia el oeste de Europa.

Aunque estamos a mediados de junio, en partes de España y Francia las temperaturas son de media, más de 10 grados centígrados por encima de la media para esta época del año.

En Francia, el pico de calor se produce tras un mayo más cálido y seco del que se tiene constancia, y la agencia meteorológica del país afirmó que se trata de la primera ola de calor desde 1947.

El servicio de meteorología francés indicó que se prevén temperaturas máximas diurnas de 35 a 38°C y mínimas nocturnas superiores a 20°C.

A su vez, en España, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología de España señala que esta semana las temperaturas en el interior del país han superado los 40ºC en algunas zonas, llegando a alcanzar los 43ºC en la provincia de Toledo, en el centro de España, los días 15 y 16 de junio.

Según este servicio, la ola de calor terminará el fin de semana, y la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial alertó del riesgo de incendios forestales especialmente en España, donde el ingreso del polvo sahariano ha agravado el estrés sanitario y medioambiental, según la agencia de la ONU.

España, al igual que Portugal, sufre una situación de sequía severa que afecta al 97% del territorio, y los lusos han registrado su mayo más cálido desde 1931.

En Suiza, donde las temperaturas máximas han superado con mucho los 30 grados Celsius, el meteorológico nacional publicó resultados que mostraban que la diferencia de temperatura entre ciudades y campo era de hasta 6 grados Celsius.

Las alertas de sequía son una preocupación añadida en gran parte de Europa occidental, ya que no se prevén lluvias significativas en el continente en los próximos días, aparte de tormentas aisladas

La agencia de meteorología añade que en Estados Unidos gran parte del oeste del país se enfrenta a su segundo o tercer año de sequía consecutivo, y se teme que haya un creciente estrés hídrico de cara a la temporada de verano.

El aumento de las temperaturas se traduce en más fenómenos meteorológicos extremos, como el calor y las lluvias intensas, el deshielo, el aumento del nivel del mar y la acidificación de los océanos.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg