Busca guerrilla disidente de las FARC acercamiento con futuro presidente Petro


La próxima llegada al poder del izquierdista Gustavo Petro puede abonar en la necesidad de poner fin a la guerrilla en Colombia, proceso que descarriló la política del presidente saliente, el conservador Iván Duque, y la ejecución a cuentagotas pero constante de exguerrilleros en los últimos años.


La Segunda Marquetalia, rama compuesta por exmiembros del grupo guerrillero de las FARC, que abandonaron el Acuerdo de paz ante las acciones del gobierno saliente, emitió un comunicado tras las elecciones en Colombia en el cual llama a Petro a dialogar “para frenar la guerra”.


La facción de las disidencias de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia lanzó su comunicado, en donde exmiembros de ese grupo armado bajo el mando Luciano Martín, alias 'Iván Márquez', califican el triunfo de Petro como un "cambio imparable" que pone fin a los "200 años de gobiernos sucesivos de una oligarquía que nunca tuvo un sentimiento de amor por el pueblo, sino el más duro corazón de piedra".


Anuncian que respaldarán "al Gobierno de la vida y de la esperanza", en referencia a la futura administración de Petro, y llaman a meterse "con cuerpo y alma" en "el propósito colectivo de lograr la paz completa para Colombia" y "dialogar".


Afirman que el "mecanismo legítimo" para conseguir la paz es mediante "el Gran Acuerdo Político Nacional, interlocución con el movimiento social que ha luchado con dignidad, diálogos regionales vinculantes, y cabildos abiertos para que opinen los ciudadanos de la periferia, los no escuchados".


Márquez, exjefe negociador de las FARC en La Habana durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, anunció en 2019 que abandonaba el Acuerdo de paz, que retomaba las armas y que iniciaba la "nueva Marquetalia" junto al fallecido Seuxis Pausias Hernández Solarte, conocido como 'Jesús Santrich'.


Mientras tanto, Gustavo Petro, informó el miércoles que se comunicó ya con el Gobierno venezolano, con el objetivo de "abrir las fronteras y restablecer el pleno ejercicio de los derechos humanos" en la zona limítrofe entre los 2 países.


Petro reveló lo anterior en un mensaje subido a su cuenta de Twitter, luego de llevarse la victoria el pasado domingo en la segunda vuelta electoral colombiana, Venezuela no ha dicho todavía algo al respecto.


Se trata de primer contacto de alto nivel entre estas naciones, luego de que las relaciones diplomáticas se rompieran en 2019. Pero había dicho a lo largo de su campaña proselitista que de llegar a la presidencia y ocupar la Casa de Nariño se reestablecerían las relaciones diplomáticas con la vecina Venezuela.


Las relaciones entre 2 países con gobiernos diametralmente opuestos en su concepción ideológica, llegaron a tal punto de tensiones que se rompieron, y el gobierno del conservador Ivan Duque, quien entregará el poder en unas semanas, llamó a aislar al régimen de Nicolás Maduro por su política autoritaria, mientras que Caracas acusó a Duque de ser el responsable de planes violentos, a los que se habrían unido otros países de la región, para sacar del poder a Maduro.


El Gobierno de Duque, acusó varias ocasiones a Venezuela de dar cabida a miembros de grupos armados colombianos que desarrollarían planes desestabilizadores en ese país, pero nunca presentó pruebas de ello


foto: Las FARC en el Congreso


logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg