Brote de coronavirus le cuesta el trabajo a funcionarios en Shanghái


Los problemas para frenar el fuerte brote de Covid en la ciudad china de Shanghái le costaron ya el trabajo a 3 funcionarios locales de Shanghái, en momentos en los que buena parte de los 25 millones de habitantes de esta urbe se quejan de las condiciones del confinamiento que han provocado escasez de alimentos.


El aviso oficial de las altas autoridades chinas no detalla las acusaciones contra los funcionarios, pero indica que el incumplimiento de sus obligaciones para prevenir y controlar epidemias permitió la propagación del virus, generando un “grave impacto” en los esfuerzos para controlar el brote de coronavirus.


La ciudad más importante de China reportó este viernes más de 21 mil nuevos casos, de los cuales solo 824 presentaban síntomas.


El total de contagios en la ciudad desde el inicio del brote en marzo pasado supera las 100 mil, uno de los más graves del país desde que se detectó el virus por primera vez en la ciudad en Wuhan, a finales de 2019. No se reportan muertes por el brote, atribuido a la altamente contagiosa subvariante BA.2 de la ómicron.


Las autoridades de Shanghái confinaron a sus 26 millones de habitantes y han efectuado pruebas masivas de detección del virus, además de mandar los casos positivos a centros de aislamiento.


Algunos residentes han recibido paquetes gubernamentales de alimentos con carne y verduras, pero son bastantes los que tienen problemas para conseguir arroz y otros básicos ya que en las tiendas online están agotados y los servicios de reparto no pueden hacer frente a la demanda.


Los pobladores de la ciudad no saben cuándo se levantará el confinamiento, las entrada y salidas de Shanghái están prácticamente paralizadas y sus calles están desiertas a excepción de la presencia de policías, sanitarios y residentes que se presentan a las pruebas.











logotipo.png
PrimaveraPor.webp