Benedicto XVI habría encubierto abusos sexuales contra menores cuando era arzobispo


De acuerdo con un documento eclesiástico al que han accedido medios alemanes, el papa emérito Benedicto XVI ayudó a encubrir a un capellán condenado por abusos sexuales en la década de 1980.


Ello sucedió cuando Joseph Ratzinger era cardenal y arzobispo de Múnich, y el capellán Peter H. fue trasladado en 1980 del obispado de Essen al de Múnich-Freising luego de haber abusado de varios menores; y de que sus superiores lo mandaran a terapia psicológica en lugar de investigar lo ocurrido, pese a que sabían de las acusaciones.


De acuerdo con el documento, el entonces cardenal Joseph Ratzinger, arzobispo de Múnich-Freising, supo que el capellán había cometido abusos, y pese a esto, aprobó su traslado y no informó del caso al Vaticano, como habría sido su obligación, según un decreto extrajudicial de 2016, del Tribunal Eclesiástico de la Archidiócesis de Múnich y Freising.


El capellan continuó con los abusos aún después del traslado aprobado por Ratzinger, siendo condenado a 18 meses de cárcel en 1986, lo que obligó a los responsables eclesiásticos a trasladarlo de nuevo, ahora a Garching, en Alemania.


El documento, citado por la cadena pública ZDF y por el semanario "Die Zeit", precisa que Ratzinger "estuvo dispuesto a admitir al sacerdote H. teniendo conocimiento de la situación", por lo que el documento le señala a él y a otros responsables eclesiásticos de haber incumplido su "responsabilidad" frente a los "niños y adolescentes confiados a su cuidado pastoral", según la investigación de ambos medios.


Ratzinger y otros responsables vinculados al caso nunca informaron al Vaticano, lo que "no permite sacar otra consecuencia": que "renunciaron deliberadamente a sancionar el delito", dice el documento


A través de su secretario personal, el papa emérito negó haber tenido conocimiento del historial del sacerdote H., "por lo que no contravino su obligación de informar a Roma," según declaraciones ZDF.


Peter H. no fue retirado del sacerdocio hasta 2010, responsabilidad que recae en el actual arzobispo de Múnich, el cardenal Reinhard Marx, que en 2008 encargó un informe psiquiátrico sobre H. y le trasladó de nuevo sin hacer una investigación interna.




logotipo.png
PrimaveraPor.webp