Autoriza juez a niño neerlandés a vacunarse pese a oposición del padre


La Justicia de Países Bajos ha sido noticia, después de darle la razón a un niño de 12 años de edad, quien denunció a su padre por no darle el permiso para vacunarse contra el coronavirus.


Ahora, la decisión del tribunal de Groninga le autoriza a recibir la vacuna cuando lo desee aún si su papá opta por recurrir la sentencia.


Los padres del chamaco están divorciados y la madre sí respalda la vacunación del niño, mientras que el padre se opone porque teme efectos secundarios y tampoco cree en los test de coronavirus.


El tribunal respalda al menor porque sabe del peligro que implica el coronavirus y busca limitar el riesgo de contagio en especial a su abuela, que tiene un tumor metastásico de pulmones. El niño no puede visitarla porque “está convencido” de que una infección sería mortal para su familiar.


El niño cursa el primero de Secundaria y tiene la edad mínima para recibir alguna vacuna de Pfizer/BioNTech o Moderna, autorizadas en la Unión Europea para menores de edad. El juez estima que el interés del niño en la vacuna está por encima de las objeciones del padre sobre los riesgos para la salud a largo plazo de las vacunas.


La ley neerlandesa indica que los jóvenes de entre 16 y 18 años pueden vacunarse sin autorización de los padres, mientras que los menores de esa necesitan permiso de ambos progenitores.