Aumenta número de británicos pide renuncia del premier Boris Johnson


La presunta responsabilidad del premier británico Boris Johnson al asistir a fiestas en su oficina de Downing Street durante el confinamiento de 2020 por la pandemia de coronavirus han provocado que la opinión pública inglesa pida su renuncia al cargo.


De acuerdo con 2 sondeos dados a conocer esta semana, una mayoría de encuestados lo quiere fuera del cargo. Así, 66% de los adultos estima que el primer ministro debe renunciar, mientras que 24% no lo ve de esa manera según la encuesta del instituto Savanta Comres, en tanto que un sondeo de YouGov ubica en 56% el porcentaje de quienes quieren a Johnson fuera de Downing Street.


El dirigente está en el ojo del huracán luego de que se revelara que junto con suu hoy esposa Carrie asistieron a una fiesta en el jardín de su residencia en mayo de 2020, según testimonios difundidos en los medios.


Johnson se disculpó ante la población y los parlamentarios tras admitir por primera vez que asistió al menos a uno de los polémicos encuentros, al declarar en el parlamento este miércoles que "Quiero disculparme… hubo cosas que no hicimos bien y debo aceptar la responsabilidad"


Según la oposición parlamentaria y un puñado de diputados conservadores, incluido el líder del partido en Escocia, Douglas Ross, Johnson tendrá que dimitir si se confirma que burló las normas sociales de la pandemia del coronavirus.


Johnson pronunció su mensaje al comienzo de la sesión de Preguntas al primer ministro, quien se justificó en la investigación de una alta funcionaria sobre varios encuentros en Downing Street en los que presuntamente se ignoraron las reglas del confinamiento de 2020.


Diputados de oposición recordaron los más de 150 mil fallecidos por COVID-19 y la desesperanza de sus familiares que ni siquiera pudieron despedirlos personalmente, a lo que respondió que "sé la rabia que sienten hacia mí y el Gobierno que lidero, cuando piensan que en Downing Street las normas no fueron observadas por la gente que las impuso", alegando de paso que creyó que acudía a un encuentro de trabajo que "técnicamente" se ajustaba a las restricciones del confinamiento.


Decenas de personas aceptaron una invitación que el secretario privado de Johnson, Martin Reynolds, envió a los empleados para "tomar unas copas socialmente distanciados en el jardín" de Downing Street 10 para "aprovechar el buen tiempo" del primer confinamiento, según el correo electrónico y testimonios filtrados a los medios.


Según la oposición parlamentaria y varios diputados conservadores, Johnson tendrá que dimitir si se confirma que burló las normas sociales de la pandemia del coronavirus


logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg