top of page
  • bambarito59

Assange, de nuevo ante los tribunales británicos para posible extradición a Estados Unidos




En vísperas de la vista de Julian Assange a tribunales británicos ante su posible extradición a Estados Unidos, Amnistía Internacional reiteró su preocupación por el riesgo que corre Assange de sufrir graves violaciones de derechos humanos si es extraditado y advierte un profundo “efecto amedrentador” sobre la libertad de los medios de comunicación en todo el mundo.


Julia Hall, experta de Amnistía Internacional en lucha contra el terrorismo y justicia penal en Europa, dijo que "el riesgo que corren editores y periodistas de investigación de todo el mundo pende de un hilo. Si Julian Assange es enviado a Estados Unidos y procesado allí, las libertades de los medios de comunicación de todo el mundo también estarán a prueba”, declaró.


El Tribunal Superior del Reino Unido ha confirmado una vista de 2 días para el 20 y 21 de febrero de 2024. El resultado determinará si Julian Assange tendrá más oportunidades de defender su caso ante los tribunales británicos o si habrá agotado todos los recursos en el Reino Unido, lo que dará lugar al proceso de extradición o a una solicitud ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.


“Assange sufrirá personalmente las consecuencias de estas acusaciones de motivación política y la comunidad de medios de comunicación de todo el mundo sabrá que ellos tampoco están a salvo. Estados Unidos debe retirar los cargos en virtud de la ley de espionaje contra Assange y poner fin a su detención arbitraria en el Reino Unido”, advirtió Hall.


Si Julian Assange pierde el permiso para apelar, corre el riesgo de ser extraditado a Estados Unidos y procesado en virtud de la Ley de Espionaje de 1917, ley de tiempos de guerra que nunca tuvo como objetivo el trabajo legítimo de editores y periodistas.


Assange podría ser condenado a 175 años de cárcel. Por el cargo menos grave de fraude informático, podría ser condenado a un máximo de 5 años.


También correría un alto riesgo de sufrir un aislamiento prolongado en una prisión de máxima seguridad.


“Las garantías de Estados Unidos no son de fiar. Las dudosas garantías de que será tratado bien en una prisión estadounidense suenan vacías si se tiene en cuenta que Assange se enfrenta potencialmente a decenas de años de encarcelamiento en un sistema bien conocido por sus abusos, incluido el aislamiento prolongado y los deficientes servicios de salud para los reclusos. Estados Unidos simplemente no puede garantizar su seguridad y bienestar, como tampoco lo ha hecho con los cientos de miles de personas actualmente encarceladas en Estados Unidos”, destacó Julia Hall.


La extradición de Julian Assange sentaría un peligroso precedente: el gobierno de Estados Unidos podría solicitar la extradición de editores y periodistas de todo el mundo. Otros países podrían seguir el ejemplo estadounidense.


“Los esfuerzos de Estados Unidos por intimidar y silenciar a los periodistas de investigación que sacan a la luz irregularidades gubernamentales, como la revelación de crímenes de guerra u otras infracciones del derecho internacional, deben detenerse de inmediato.


Hall concluyó que "esta es una prueba para las autoridades estadounidenses y británicas sobre su compromiso con los principios fundamentales de la libertad de los medios de comunicación que sustentan los derechos a la libertad de expresión y el derecho del público a la información*.


"No sólo Julian Assange está en el banquillo de los acusados. Si acallan a Assange otros serán amordazados”, añadió.


Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page