Asiste Kim sin cubrebocas a un funeral, en medio de brote de covid-19 en Corea del Norte


Hay líderes que son así: el dirigente de Corea del Norte, Kim Jong-un, asistió al funeral de un alto cargo militar en medio de la crisis sanitaria provocada el primer brote de Covid-19 ese Norcorea, desde el inicio de la pandemia.


Kim fue uno de las asistentes que no portaba cubrebocas en el funeral, de acuerdo con imágenes difundidas por medios estatales, e incluso ayudó a cargar el féretro del mariscal Hyon Chol-hae, asesor del Ministerio de Defensa Nacional norcoreano y quien habría jugado un papel fundamental en su preparación como futuro líder, antes de la muerte de su padre, Kim Jong-il, a finales de 2011.


El día del funeral, Corea del Norte contabilizó 167 mil 650 nuevos casos de pacientes con síntomas de fiebre, que para los expertos significa coronavirus.


Asimismo, el total oficial de personas enfermas de "fiebre "en el país desde finales de abril ascienden a más de 2 millones 814 mil 380, de las cuales 68 murieron, aunque se estima que también los decesos son más.


El país confirmó apenas el pasado 12 de mayo su primer caso de coronavirus, tras lo cual Kim Jong-un ordenó estrictos confinamientos en todo el país para "bloquear perfectamente el vacío de propagación del virus malicioso".


En el exterior del edificio donde se llevó a cabo el funeral, se encontraban centenares de soldados, que cuando apareció Kim portando el féretro agacharon la cabeza para despedir al cortejo fúnebre.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg