Analizan abrir cristal de 830 millones de años que podría contener micro organismos vivos


En un estudio publicado en la revista Geology, se dió a conocer el hallazgo este mes de mayo de microbios atrapados en cristales de halita (forma natural del cloruro de sodio, sal de roca común), bautizados con el nombre de 'formación Browne'.


Ahora, un equipo de geólogos estudia un trozo de cristal de 830 millones años de antigüedad hallado en Australia que podría contener microorganismos vivos.


Ahora, planean abrirlo, y dejan abierta la posibilidad de que los organismos unicelulares contenidos en pequeños cubos de líquido dentro del núcleo de la formación podrían estar vivos.


Quieren abrir la estructura y comprobarlo, y aunque este tipo de situaciones no son bien vistas ante el historial de la lucha de la humanidad contra epidemias causadas por microorganismos, los científicos dicen que no hay de qué preocuparse.


Kathy Benison, geóloga y coautora de la Universidad de Virginia Occidental, aseguró al medio NPR que "suena como una película de serie B muy mala, pero se ha llevado a cabo un montón de trabajo detallado durante años para encontrar cómo hacerlo de la manera más segura posible"


Bonnie Baxter, bióloga del Westminster College de Salt Lake City, que no participó en el estudio, dijo a su vez que no hay que temer a los planes mencionados, pues un organismo ambiental que nunca ha visto a un humano no va a tener el mecanismo para meterse dentro de nosotros y causar una enfermedad".


Investigadores de la Universidad de Virginia Occidental analizaron el núcleo de la formación utilizando técnicas ópticas no destructivas para identificar y documentar material orgánico que se conservó en "inclusiones fluidas" desde el tiempo de la formación de los cristales.


Dentro del mineral, los científicos encontraron sustancias orgánicas sólidas y líquidas propias de las células procariotas y eucariotas. Examinadas con fluorescencia, algunas de las muestras manifestaron colores compatibles con la descomposición orgánica, mientras que otras mostraron la fluorescencia de los organismos modernos.


Esto sugiere que podría haber organismos unicelulares vivos dentro del núcleo, sostienen los científicos. (RT)


foto ilustrativa

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg