Analiza Scotland Yard investigar al premier Boris Johnson por fiesta en mayo de 2020


La revelación de medios de comunicación ingleses sobre una nueva fiesta donde habría participado el primer ministro Boris Johnson, cuando el país estaba metido en fuertes restricciones sociales por la pandemia de coronavirus en 2020, pone en el ojo del huracán el premier conservador, quien incluso podría ver en peligro su cargo.


La policía londinense de Scotland Yard analiza iniciar un expediente en relación a la supuesta fiesta con bebidas alcohólicas organizada en el jardín de la sede del Gobierno ubicada en el número 10 de Downing Street en mayo de 2020, en tiempos de confinamiento por la pandemia de coronavirus, tiempos en los que no había ni vacunas.


Scotland Yard se puso en contacto con el Ejecutivo y valora si inicia la investigación sobre lo sucedido Un vocero de esta dependencia de seguridad indicó que "el Servicio de la Policía Metropolitana tiene constancia de las amplias informaciones relacionadas con supuestas violaciones de las Regulaciones de Protección Sanitaria ocurridas en Downing Street el 20 de mayo de 2020, y está en contacto con la Oficina del Gabinete".


Asimismo, hay una investigación interna que ya dirige la alta funcionaria británica, Sue Gray, sobre la celebración de fiestas en Downing Street, que podría examinar las pruebas difundidas en medios impresos y electrónicos de comunicación que apuntan a una reunión donde fueron invitados más de un centenar de empleados del Gobierno en un email enviado por el secretario de Johnson, Martin Reynolds.


El correo que llamaba a los destinatarios a unirse al encuentro en el jardín de Downing Street fue obtenido por el canal ITV, quien reveló que unas 40 personas participaron en la reunión, departiendo con aperitivos y alcohol.










logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg