Amenazan transportistas con otro bloqueo la semana entrante:


Para la Fuerza Amplia de Transportistas que participó en los bloqueos viales del miércoles en varias arterias de la Ciudad de México, los funcionarios del gobierno de Claudia Sheinbaum mienten a los capitalinos sobre su demanda de obtener un aumento de 3 pesos y no 5 como lo dijo por la mañana el secretario de Gobierno Martí Batres.


Los transportistas acusaron a quienes gobiernan la capital desde 1997 de dar solo excusas para negarles una mejor tarifa que les permita vivir y dar un servicio con dignidad. Paradójicamente, desde que el PRI dejó de gobernar la CDMX.


Nicolás Vázquez, vocero de los transportistas que bloquearon 7 puntos de acceso a la ciudad de México por un espacio de 3, dijo que “en el actual gobierno ponen “excusas baratas” para negarles el incremento y “ganar votos de esta forma”, y recordó, en 25 años de gobiernos de izquierda sólo se incrementó la tarifa 233%, mientras el salario mínimo lo hizo 824%o.


Afirmó que otras de las mentiras de Batres Guadarrama fue decir que “no hemos hecho los cambios de unidades, y miente, porque al menos el 40% de la flota dejó de ser microbús y lo hemos venido cambiando desde hace años con nuestros propios recursos, porque los bonos de chatarrización son sólo para las empresas que, por cierto, la mayoría de ellas están quebradas por la falta de una tarifa técnica y los grandes costos en que tiene convertirse administrar una empresa”.


Amenazó con que volverán a salir a las calles la semana próxima si se mantiene la cerrazón gubernamental, que dice darles bonos de combustible “que nos sirve para sólo 2 días, pero no mitiga la gran problemática económica que tenemos”, como tampoco les sirve que les den bonos de chatarrización para dar los enganches de los autobuses nuevos, “si con esta tarifa no los vamos a poder pagar y nos los va a quitar la financiera como ya ocurrió con varias empresas”.


Francisco Carrasco hizo hincapié en que el Gobierno de la Ciudad paga o subsidia un servicio que cobraba a los ciudadanos en 2020 la cantidad de 13.50 pesos por pasajero movilizado en la RTP, con una diferencia de 8.50 pesos sobre los 5 que cobran los transportistas concesionados, mientras la diferencia con el Trolebús es mayor porque cuesta en realidad 30.14 pesos cada viaje.


Puso como ejemplo que, si dejaran de trabajar y pararan, la ciudad se quedaría quieta porque ellos movilizan a más de 70% de los viajes cada día en la Ciudad de México, muchos más que todos los demás modos de transporte juntos como Metro, Metrobús, Trolebús, trenes Ligero y Férreo, cablebuses y otros.


Más temprano, la jefa de gobierno expresó que el Gobierno capitalino siempre ha estado abierto a mantener una mesa de diálogo con el Transporte Público Concesionado, pero es inaceptable el aumento a la tarifa propuesto sin una mejora sustantiva del servicio.

Aseguró que a este gremio se le ha apoyado con 2 mil 566.7 millones de pesos en bonos de combustible y para sustitución de unidades de 2019 a 2022, pese a que gran parte del sector ha incumplido con la solicitud de mejora en el servicio.


Sostuvo que “a cambio de este apoyo se les planteó que tenían que cumplir una serie de condiciones; como por ejemplo: que los choferes fueran uniformados, que las unidades tuvieran la cromática adecuada, que no hubiera vidrios polarizados, que hubiera capacitación para los choferes, que los choferes entrarán a un padrón en donde estuviera asociada la unidad con el padrón, que no llevarán a una persona a un lado del chofer, que llevarán cursos de capacitación y que circularán de manera adecuada, no a exceso de velocidad, etcétera. Como ustedes saben, esto no se ha cumplido”.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg