América Latina no puede quedar rezagada de nuevos y prometedores fármacos contra Covid-19


La Organización Panamericana de la Salud instó a los países de la región a estar preparados ante la llegada de “nuevos y prometedores” fármacos contra la COVID-19 que se encuentran en fase de desarrollo para que ningún país americano quede rezagado en la carrera contra el coronavirus.


Carissa Etienne , titular de la OPS, dijo que "a medida que los nuevos tratamientos obtengan la aprobación definitiva, tanto los países como las empresas deben trabajar juntos para garantizar que todos los que puedan beneficiarse de estas herramientas tengan acceso a ellas en el momento oportuno, y a un precio que nuestros países puedan pagar”.


Etienne destacó en rueda de prensa que la adquisición y el suministro de vacunas contra la COVID-19 “pueden ser obstáculos importantes” provocando que “la innovación quede fuera del alcance de quienes más la necesitan”, y que, “por tanto, no podemos ni debemos dejar que la historia se repita.


Por ello, emplazó a empezar a trabajar de inmediato para ampliar la capacidad de producción y para que los países no sigan dependiendo completamente de las importaciones farmacéuticas.


“Aunque es alentador que algunas empresas que desarrollan nuevos antivirales contra el COVID-19 se hayan comprometido a poner sus productos a disposición de los países más pobres del mundo a precios asequibles, nos preocupa que muchos de los países más afectados por el COVID -incluidos muchos países de nuestra región- no puedan acogerse a estas promesas”, alertó


La advertencia de la directora se traduce en cifras: desde el inicio de la pandemia, más de 98 millones de personas en las Américas han desarrollado el COVID y más de 2,3 millones fallecieron a causa de este virus.


“Más de un tercio de todos los casos de COVID y una de cada 4 muertes por COVID registradas en el mundo han ocurrido aquí en las Américas. Y si comparamos el año 2020 con el 2021, este año fue peor. Hemos observado el triple de infecciones y muertes por COVID en este segundo año de la pandemia que en 2020”.


Entre las múltiples consecuencias que acarreó esta situación, Etienne indicó que “los hospitales no daban abasto, los medicamentos y suministros vitales se agotaron”, y que los sistemas de salud se pusieron a prueba como nunca lo habían estado.


“Pero, aunque ha sido un año aleccionador, hemos aprendido lo que se necesita para controlar este virus y, gracias a las vacunas COVID-19, hemos protegido a decenas de millones de personas de lo peor de este virus”, destacó.


Al mismo tiempo, cifró en más de 1300 millones el número de inmunizaciones administradas y en un 56% el número total de vacunados en América Latina y el Caribe.


Pese a ello, reiteró que la situación de desigualdad a la hora de vacunar sigue dividiendo a la región, una circunstancia que debe abordarse o “no lograremos controlar este virus”.


Preguntado sobre la evolución de ómicron en el continente americano, el doctor Sylvain Aldighieri, Gerente de Incidente para COVID-19 de la OPS, explicó que la variante ya se ha detectado en nueve naciones y territorios del continente - Estados Unidos, Canadá, México, Argentina, Chile, Brasil, Cuba, Trinidad y Tobago y Bermuda - mayoritariamente asociada a viajeros.




logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg