Ahora le molesta: presidente de Ucrania cuestiona a Amnistía por denunciar a sus militares


Acostumbrado a escuchar las opiniones críticas de Amnistía Internacional contra Rusia a lo largo de los más de 5 meses de invasión armada en Ucrania, el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, está enojado porque ahora, el señalamiento de Amnistía señala a militares de Ucrania.


Según Volodomir Zelenski, la ONG se pone de parte de los "terroristas rusos", luego de que Amnistía cuestionara a militares ucranianos por colocar armas en zonas civiles.


Esta acción de Ucrania viola el derecho humanitario, pero para Zelenski, pareciera que ser víctimas del ataque ruso les permite exponer a los ciudadanos, colocándolos como blanco de las fuerzas armadas de Rusia al instalar armas en donde hay civiles.


Según el presidente, "hemos visto un informe de Amnistía Internacional que, lamentablemente, intenta amnistiar al Estado terrorista y trasladar la responsabilidad del agresor a la víctima".


En un mensaje de video, Zelenski aseguró que, "si alguien hace un informe que pone al agresor y a la víctima al mismo nivel, eso no se puede tolerar", pero no desmintió el reporte de Amnistía sobre la ubicación de armas en zonas civiles.


En una postura dónde deja entrever que los que no están con Ucrania están contra Ucrania, el presidente expresó que "cualquiera que dude de esto es cómplice de Rusia -un país terrorista-, y terrorista él mismo y participante de los asesinatos".


El informe publicado el jueves, detalla 22 casos en los que fuerzas ucranianas lanzaron ataques desde escuelas y varios ejemplos del uso de hospitales como "bases militares de facto".


Asimismo, el reporte de Amnistía Internacional precisa que "no le consta" que en los casos documentados, los soldados de Kiev pidieran a civiles evacuar los edificios colindantes, o si los ayudaron a hacerlo antes de ocupar las instalaciones civiles.


Agnés Callamard, secretaria general de la ONG, señaló que "hemos documentado que las fuerzas ucranianas ponen en peligro a los civiles y violan las leyes de la guerra cuando operan en zonas pobladas. Estar en una posición defensiva no exime al Ejército ucraniano de respetar el derecho internacional humanitario", explicó.


Amnistía también acusó a Rusia de violar el derecho internacional en su ataque armado.


El informe molestó a simpatizantes de Zelenski, que acusaron a la organización de difundir "propaganda rusa", cuando, desde el inicio de la guerra, Amnistía ha sido crítica con Moscú y solidaria con Kiev.


El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitri Kuleba, dijo a su ve que la organización debería centrarse exclusivamente en las supuestas infracciones rusas. Sobre Ucrania, nada.

Callamard defendió el informe y dijo que "a los que nos atacan acusándonos de prejuicios contra Ucrania, les digo: revisen nuestro trabajo."Estamos al lado de todas las víctimas. Imparcialmente".

logotipo.png
verano.jpg