Afganistán es tema dentro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU


La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que los talibanes han incumplido sus promesas de respetar los derechos humanos de las mujeres, en el marco de la inauguración de la 48ª sesión de dicho organismo, en su sede suiza de Ginebra.


La andina expresó que los talibanes no han cumplido su ofrecimiento de respetar los derechos de las mujeres y amnistiar a personas relacionadas con el gobierno apoyado por Estados Unidos, mismo que cayó el pasado mes de agosto.


Luego de que los talibanes tomaran el poder en Afganistán, Bachelet señaló que en menos de un mes de control talibán "las mujeres han sido progresivamente excluidas del espacio público".


Bachelet precisó entre otras cosas que se ha prohibido a niñas mayores de 12 años asistir a la escuela en muchos lugares del país asiático, y han sido cerrados muchos departamentos de protección de la mujer en el país, mientras su personal era amenazado.


Más aún, trabajadores de agencias de la ONU han sufrido ataques y amenazas, mientras que oficinas de ONGs y grupos de la sociedad civil han sido objeto de registros por parte de los talibanes, situaciones que no reflejan la oferta talibán de establecer un régimen diferente al que ya aplicaron en el país cuando gobernaron con mano dura hace 20 años.


"Naciones Unidas mantendrá la mayor de las vigilancias", advirtió Bachelet al hablar de las denuncias, y llamó al Consejo a crear un mecanismo que haga un monitoreo más profundo de la situación de las libertades en Afganistán.


Los talibanes prometen un gobierno más tolerante y respetuoso de los derechos de las mujeres, entre otras cosas porque de ello depende el reconocimiento internacional así como la llegada de recursos económicos, vitales para el desarrollo del país.