A subasta, Puente de Winnie Pooh


Cuando de ventas en subasta se trata, nada se salva, y esto incluye aquello que se relacione con uno de los oseznos más cautivadores de la pantalla grande: “Winnie the Pooh”.


Los seguidores de este regordete osito adicto a la miel desde su aparición hace casi un siglo, podrán obtener una parte de un puente ubicado en el sur de Inglaterra, parte importante de la vida de Winnie.


Para James Rylands, directivo de la subastadora Summer Place Auctions, “ofrecerlo en subasta es probablemente la mayor oportunidad a nivel mundial para que la gente se acerque y pueda comprarlo y ponerlo en un museo”


Como saben los fans del osito mielero, A. A. Milne, autor de la popular serie de libros de Pooh, solía jugar con su hijo Christopher en el puente en la década de 1920, y se convirtió años después una locación de las aventuras de Pooh y sus amigos desde 1926.


Rylands habla del icónico lugar como uno de los “objetos literarios más emblemáticos que existen”, y que esperan recaudar un cuarto de millón de libras esterlinas, por lo menos 4 veces más de lo estimado al momento del anuncio de la subasta esta semana.


El puente fue llamado Posingford Bridge desde su creación en 1907 y fue renombrado Poohsticks Bridge en 1997 por el hijo del autor, cuyos juguetes de animales fueron base para la serie. El puente fue retirado en 1999 debido al desgaste fruto de millones de visitantes, y reemplazado por una nueva estructura financiada principalmente por Disney.


Mide 8,87 metros de largo por 4,5 metros de ancho y ha sido completamente restaurado usando madera de robles locales para los elementos que le faltaban.


La subasta coincide con el centenario de la llegada de Winnie Pooh al mundo, cuando Christopher recibió un osito de felpa de la lujosa tienda por departamentos Harrods como regalo de su primer cumpleaños.


Rylands añade que “cuando hablas de historia y le agregas la emoción y la felicidad que ‘Winnie the Pooh’ le ha dado a generaciones de niños y adultos a lo largo de los años, es muy difícil ponerle un precio”.