A diferencia de sus mayores, jóvenes que el mundo se va convirtiendo en un mejor lugar: UNICEF


Una consulta intergeneracional del Fondo de la ONU para la Infancia realizada durante la pandemia del COVID-19 indica que las generaciones más jóvenes también son más propensas a confiar en los científicos, a aceptar la cooperación internacional y expresan su impaciencia para actuar ante las crisis.


“Los niños y los jóvenes se niegan a ver el mundo a través de la lente sombría de los adultos", afirman desde la agencia de la ONU.


Niños y los jóvenes son casi un 50% más propensos que los mayores a creer que con el paso de cada generación el mundo se convierte en un lugar mejor, según desvela la nueva encuesta internacional de UNICEF y la empresa de asesoría y análisis Gallup publicada con motivo del Día Mundial de la Infancia que se celebra el 20 de noviembre.


La investigación también muestra que los jóvenes son más propensos a creer que la misma infancia ha mejorado, y una mayoría cree que la atención sanitaria, la educación y la seguridad física son mejores para los niños de hoy que para la generación de sus padres.


A pesar de manifestarse optimistas, los jóvenes distan mucho de ser ingenuos, ya que expresan su inquietud por las actuaciones contra el cambio climático, su escepticismo respecto a la información que consumen en las redes sociales y su lucha contra los sentimientos de depresión y ansiedad.


La directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, destacó que, pese al cambio climático, la pandemia, la pobreza y la desigualdad, el aumento de la desconfianza y el creciente nacionalismo, “los niños y los jóvenes se niegan a ver el mundo a través de la lente sombría de los adultos".


Añadió que "en comparación con las generaciones anteriores, los jóvenes del mundo siguen teniendo esperanza, una mentalidad mucho más global y están decididos a hacer del mundo un lugar mejor. Los jóvenes de hoy tienen preocupaciones por el futuro, pero se ven a sí mismos como parte de la solución".


La encuesta The Changing Chldhood Project, es la primera pesquisa de este tipo donde se pregunta a varias generaciones su opinión sobre el mundo y cómo es ser un niño hoy en día. Contó con la participación de más de 21.000 personas en dos franjas de edad de edad (la primera entre 15 y 24 años; y la segunda de 40 años o más) en 21 países de todas las regiones del planeta.


La encuesta también revela que los niños y los jóvenes suelen confiar más en los gobiernos nacionales, los científicos y los medios de comunicación internacionales como fuentes de información precisa. Sin embargo, también son conscientes de los problemas a los que se enfrenta el mundo:


La mayoría de las jóvenes perciben graves riesgos para los niños en Internet asociados a contenidos violentos o sexualmente explícitos (78%) o al acoso (79%).


Sólo el 17% de los jóvenes dice confiar "mucho" en las redes sociales como fuente de información precisa.


Mientras que el 64% de los jóvenes de los países de ingresos bajos y medios creen que los niños de su país tendrán una mejor situación económica que sus padres, los de los países de ingresos altos tienen poca fe en el progreso económico: menos de un tercio de los encuestados afirman que los niños de hoy crecerán en mejor situación económica que sus padres.


Más de un tercio de los jóvenes dicen sentirse a menudo nerviosos o ansiosos, y casi uno de cada cinco dice sentirse a menudo deprimido o con poco interés por hacer cosas.


El 59% de los jóvenes afirma que los niños de hoy en día se enfrentan a más presión para tener éxito que la que tuvieron sus padres al crecer.


La consulta también concluye que los jóvenes quieren un progreso más rápido en la lucha contra la discriminación, más cooperación entre los países y que los responsables de la toma de decisiones los escuchen







logotipo.png
PrimaveraPor.webp