Noctámbulos, en mayor riesgo de muerte prematura según estudio

0

Las personas que tienden a quedarse despiertas hasta altas horas de la madrugada y duermen más allá de la salida del sol, tienen un mayor riesgo de muerte prematura en comparación con quienes se van a la cama temprano, según un nuevo estudio en Reino Unido.

Una investigación involucró a casi medio millón de participantes y descubrió que quienes se autodenominan “personas nocturnas” tienen un promedio de 10% más probabilidades de morir durante un periodo de 6.5 años, que aquellas que se duermen temprano.

El equipo de científicos analizó los datos médicos de unas 433 mil personas de 38 a 73 años de edad, residentes en Inglaterra, durante un periodo de estudio de 6.5 años, y de inicio les preguntó si eran madrugadores o trasnochadores.

Las personas noctámbulas tuvieron un mayor riesgo de sufrir ciertas condiciones de salud, incluyendo diabetes, trastornos psicológicos, trastornos gastrointestinales, trastornos neurológicos y afecciones respiratorias, encontró el estudio.

Incluso después de tener en cuenta estas condiciones, el estudio encontró que los noctámbulos tenían un riesgo ligeramente mayor de morir durante el período de estudio, en comparación con las personas que se levantan temprano, aunque no pudo determinar la razón.

Según los investigadores, podría haber consecuencias fisiológicas para tener un horario de sueño que no coincida con su reloj interno. Por ejemplo, algunos estudios han encontrado que las personas con tal “desalineación circadiana” tienen un metabolismo alterado de la glucosa y un estado de ánimo volátil.

Algunos estudios han demostrado que es menos probable que las personas de la noche coman una dieta saludable y que usen sustancias como el alcohol y las drogas ilegales, en comparación con las personas de la mañana.

La profesora de neurología Kristen Knutson, en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, advirtió sin embargo que la tentativa de los trasnochadores de vivir como “alondra matutina” cuando el sol se ha ocultado, podrían tener consecuencias de salud en sus cuerpos.

La sociedad debe estar consciente de que las personas que trabajan por las noches, por ejemplo, tendrán repercusiones en su salud, señalan los investigadores en un artículo publicado este jueves en la revista especializada Chronobiology International.

Por lo pronto, para convertirse en madrugadores, los científicos recomiendan que las personas se aseguren de que estén expuestas a la luz de la mañana y tratar de mantener una hora de acostarse regular, incluso los fines de semana.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*