Limpiador para pisos casero, 100 % natural

0

Los productos comerciales que generalmente utilizas para limpiar tus pisos están llenos de tóxicos, cloro y otros químicos agresivos. Si bien hacen su trabajo y limpian a fondo, dejan más contaminado el ambiente de lo que estaba originalmente con la suciedad. Esto es perjudicial principalmente para los más pequeños del hogar y también para los no tan chicos pero sensibles a sustancias fuertes y nocivas. Éstas pueden provocar molestias en las mucosas, sarpullido y enrojecimiento en la piel.

Este limpiador para pisos casero no sólo está libre de tóxicos y es 100% natural. Además, es más económico que los limpiadores tradicionales. Es más saludable, limpia, desinfecta y cuida tu bolsillo, ¿qué más puede pedir?

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • ¼ taza de vinagre blanco
  • ½ taza de alcohol
  • 8 tazas de agua
  • Zumo de un limón

Preparación y aplicación

  • Mezcla todos los ingredientes. Así es fácil y ya tendrás listo tu limpiador casero de baldosas y pisos. Si no tienes alguno de los ingredientes puedes suprimirlo, ya que si bien se complementan, también funcionan muy bien por separado.
  • Aplica con una esponja. Deja actuar unos 10 minutos para que haga efecto. Luego enjuaga con agua tibia. Repite la aplicación de ser necesario.
  • Atención con la superficie. Si vas a usar este limpiador sobre mármol y piedra caliza, no agregues el vinagre, ya que podría manchar estas superficies debido a que es muy fuerte.

A partir de estos ingredientes puedes crear diferentes limpiadores, para superficies más complicadas quizás debas incorporar menos agua a la mezcla y dejar actuar unos 20 minutos en total. Este truco está indicado particularmente para superficies con manchas de óxido, moho viejo y otras manchas difíciles.

Para estos casos puede ser más adecuada una mezcla menos líquida de ½ taza de bicarbonato de sodio, unas gotas de vinagre blanco y zumo de limón, luego agrega agua hasta que se forme una crema. Será perfecto para desmanchar pisos percudidos.

Este limpiador casero limpia, desinfecta y blanquea superficies como baldosas y azulejos. Es particularmente bueno para deshacerte del moho, especialmente para limpiar las juntas del suelo, esa suciedad que se acumula entre las baldosas.

Fuente Innatia