La nueva Ciudad de México iniciará en el Oriente, con visión de presente y futuro

0

La Ciudad de México necesita renovarse y la región oriente será el polo de desarrollo económico para combatir y revertir las desigualdades en la ciudad, con esa visión de gobierno el Frente por la Ciudad de México propone detonar una ciudad más igualitaria, donde la movilidad sea la llave de acceso, expresó Laura Ballesteros.

 La ubicación geográfica de los terrenos que ocupa el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México aseguró, los coloca como un punto estratégico para el futuro desarrollo, la propuesta de Gobierno de Alejandra Barrales busca reutilizar esa infraestructura no sólo para desarrollo económico sino cultural, con la instalación de salas de negocios, centros de convenciones, acompañados de una Ciudad Universitaria.

 No podemos hablar de una ciudad sin desigualdades sino existe una red de movilidad que conecte a la gente con sus empleos, que haga efectivo el derecho a la ciudad, por ello la región del aeropuerto se va a transformar en el Centro de Transferencia Modal más grande de América, esgrimió la vocera en movilidad del Frente por la Ciudad de México. Por ello se necesita dotar a la ciudad de transporte público sustentable y movilidad no motorizada, así como fomentar la caminata como medio de movilidad recreativa, aseguró.

 La ciudad, agregó, necesita poner en práctica su experiencia probada en el manejo de aguas residuales, para generar zonas de captura de agua, así como un manejo hídrico responsable y mantenimiento pluvial.

Para Ballesteros Mancilla, la región del Aeropuerto de la Ciudad de México se convertirá en una zona de rescátate hídrico, va a tener la característica de manejo de agua y vegetación para que se aun centro distribuidor de agua. Instalaremos un pulmón para la ciudad, con la rehabilitación de las casi 800 hectáreas.

Contamos con tiempo y el talento en la ciudad para realizar este proyecto, dijo.

El gobierno del Frente no se va a dar un solo paso si no se trabaja con la comunidad, esa es la garantía para impulsar el desarrollo económico de la región. La ciudad necesita renovarse y la zona oriente será el centro de desarrollo económico para combatir y revertir las desigualdades de la ciudad.